Abre los ojos al cannabis medicinal

Por: Médico Taíno 

¡Dicen que el diablo está en los detalles! Los pormenores del programa de cannabis medicinal aun están por discutirse, y como es costumbre, el gobierno ha negociado a puertas cerradas. Hay que abrir los ojos y estar atentos para que la propuesta que se apruebe incluya lo siguiente:

  • Un enfoque holístico sin fines de lucro
  • La utilización de la flor de cannabis en su forma natural
  • Dar la oportunidad de cultivar cannabis de manera independiente

Los pacientes que se arriesgan para obtener cannabis en el mercado ilegal, esperan tener acceso al mismo sin peligro de ser arrestados. La firma de la Orden Ejecutiva 2015-10 el pasado Domingo 3 de mayo, provee 3 meses a la Secretaria del Departamento de Salud de Puerto Rico para hacer las recomendaciones pertinentes en ley conforme a sus poderes para reclasificar el cannabis a categoría 2. De esta forma se podrá desarrollar legalmente en la isla la producción y comercialización de productos derivados del cannabis. El gobierno no ha dado muchos detalles de la propuesta, aunque se desprende de la prensa que un grupo compuesto por la Universidad de Puerto Rico, GrowBlox Science, Quantum 9 y Academic Sciences of Puerto Rico estará a cargo.

ASISTE a la VISTA PÚBLICA 27 Y 28 de AGOSTO y LEE BORRADOR del REGLAMENTO CANNABIS MEDICINAL.

GrowBlox Sciences, establecida en Las Vegas, Nevada, cuenta con facilidades de cultivo y producción de cannabis medicinal. Ofrece una línea completa de: cigarrillos, concentrados, parches transdérmicos, pastillitas tipo “Halls”, y la flor de cannabis en su estado natural.[1] En las facilidades los pacientes son entrevistados por un experto quien recomienda, el producto más conveniente para su condición e inclusive pueden enlistarse en un programa de investigación que lleva a cabo la misma compañía. Los productos son entregados a domicilio, aunque sus precios son excesivamente altos, en comparación con el dispensario Harborside Health Center.[2] Este dispensario es pionero en el mercado de cannabis medicinal en el estado de California. Cuenta con estándares de calidad muy estrictos, y posee una variedad mucho más amplia de productos que GrowBlox Science. Además dona millones de dólares al año en servicios a pacientes, que incluyen servicios gratuitos de acupuntura, quiropráctico, hipnoterapia y Reiki entre otros. Son una organización sin fines de lucro. Su enfoque holístico ayuda a miles de pacientes a obtener mucho más que cannabis medicinal.

Esto demuestra que hay más historias de éxito que deben considerarse. El gobierno de Puerto Rico debe tener apertura y transparencia a la hora de desarrollar su programa de cannabis medicinal, teniendo como prioridad el bienestar del paciente, antes que el beneficio económico de las farmacéuticas.

Se debe permitir el uso de la flor del cannabis en su forma natural. Esta es la forma más popular para su consumo por los pacientes de cannabis medicinal, ya que provee una vía rápida y eficaz de alivio. Con un vaporizador se puede inhalar el ingrediente activo de la flor de cannabis sin los efectos nocivos del humo.[3] Está comprobado que el cannabis inhalado en dosis baja utilizando un vaporizador es efectivo en el tratamiento del dolor neuropático-resistente a tratamiento.[4] Tomando en cuenta la seguridad y eficacia de vaporizar la flor de cannabis en su forma natural, no debemos excluir esta opción por asociarse al estigma del fumador de cannabis recreativo. Es hora de hacerles justicia a aquellos pacientes que aún se arriesgan en el mercado ilegal para conseguir su medicina.

Aparentemente la producción inicial del cannabis medicinal estará a cargo de compañías extranjeras. Esto puede crear un monopolio o competencia desleal a los agricultores puertorriqueños que quieran incursionar en este mercado. Es esencial la inclusión de una disposición en la propuesta para la capacitación a pacientes y agricultores de producir independientemente el cannabis medicinal. El modelo colectivo de cooperativas que se utiliza en el estado de California[5], provee educación a pacientes y a sus cuidadores, para cultivar su propia medicina. Esto le da libertad al paciente de crecer el varietal o cepa que más lo beneficie, así como la técnica que utilizará para el cultivo. Se exige al agricultor estrictos estándares de calidad que son medidos en laboratorio: contenido de principales cannabinoides THC, CBD, CBN, y la ausencia de bacterias, hongos y pesticidas.

Por otro lado, el cannabis medicinal que vende GrowBlox Science solo muestra en su empaque un 13.74% de THC[6], el cual es igual en los 3 varietales que produce, y no especifican el perfil de otros cannabinoides. La compañía proveerá en Puerto Rico el medio de cultivo para el cannabis, el “GrowBlox Controlled Environment Cannabis Growing Chamber”. Este es un microambiente limitado de cápsulas de cultivo que poco se asemeja al ambiente natural donde crecería una planta en la naturaleza. Esto se traduce en un limitado hábitat para desarrollar el cannabis. GrowBlox Science insiste que estos medios de cultivo son ideales para el crecimiento de cannabis medicinal[7], aunque su limitada variedad de cepas y bajo contenido del ingrediente principal activo contrasta sus aseveraciones. Hay que darle crédito, porque estos cajones de cultivo proveen un microambiente controlado especial para hacer investigación ya que te permiten medir las variables de forma remota, y manejarlas desde un centro de control.

Hay que abrir los ojos ante la propuesta de cannabis medicinal del gobierno. Mi preocupación en este renglón es que quieran imponer el patrón de cultivo de GrowBlox Science, que evidentemente es inferior a otros métodos de cultivo[8], aunque den a entender lo contrario. Y por último, me preocupa que quieran limitar al paciente o a su cuidador a utilizar el cajón de cultivo y las cepas que ellos comercializan, por estar atados a un contrato comercial con esta compañía.

Hay que estar atentos a este proceso, en donde el gobierno de Puerto Rico lleva la negociación del proyecto muy adelantada, con total falta de transparencia y exclusión a los sectores interesados. Hay que estar alertas, para no poner el bienestar de nuestros pacientes en manos de una compañía que explícitamente tiene fines de lucro. La salud de nuestro pueblo no debe ser un negocio. Debemos estudiar otros sistemas de cannabis medicinal para escoger el que beneficie más a nuestros pacientes. Demos espacio a la evidencia científica que sustenta el uso del cannabis en su forma natural, y rompamos con esta, los paradigmas que coartan el desarrollo del cannabis como medida terapéutica integral. ¡Abramos los ojos por el bienestar de nuestros pacientes!

[1] GrowBlox Science 2015 GBXL Product Line: http://growblox.com/gbs-production/2015-product-line.html

[2] Harborside Health Center Menu: http://goo.gl/ki5VG5

[3] J Pharm Sci. 2006 Jun;95(6):1308-17

[4] J Pain. 2013 Feb;14(2):136-48

[5] California Medical Cannabis Caregivers Institute: http://www.mccdirectory.org/about_us.lasso

[6] GrowBlox Science 2015 GBXL Product Line: http://growblox.com/gbs-production/2015-product-line.html

[7] GrowBlox Cannabis Growing Chamber: https://www.youtube.com/watch?v=0deUIbtBalQ

[8] High Times presents Nico Escondido’s How to Grow Like a Pro: https://www.youtube.com/watch?v=fT1hry-F_Zg

Lista de referencias

Eisenberg E,Ogintz M, Almog S. (2014).The pharmacokinetics, efficacy, safety & ease of use of a novel portable metered-dose cannabis inhaler in patients with chronic neutopathic pain: A phase 1a study. J Pain Palliate Care Pharmacother. Sep;28(3):216-2

Hazekamp ARuhaak RZuurman Lvan Gerven JVerpoorte R. (2006). Evaluation of a vaporizing device (Volcano) for the pulmonary administration of tetrahydrocannabinol. J Pharm Sci. 95(6). 1308-17

Medical Cannabis Caregivers Institute(2006-2014): http://www.mccdirectory.org/about_us.lasso.

Wilsey BMarcotte TDeutsch RGouaux BSakai SDonaghe H. (2012). Low-dose vaporized cannabis significantly improves neuropathic pain. J Pain. 14(2). 136-48

Related posts: