ACLU hace llamado a que se desista del #cateopatrio en San Juan

En una movida que atenta contra las libertades civiles fundamentales del pueblo, el gobierno de San  Juan ha tomado la decisión de implementar  medidas de seguridad aparentemente dirigidas a controlar el flujo de actividad delictiva, entiéndase el flujo de armas blancas y drogas. Se establecerán puntos de cateo en las fronteras del Viejo San Juan, donde habrán detectores de metal, canes entrenados para la detección de contrabando, y oficiales del Municipio de San Juan y entidades privadas para conducir un “100% cateo” de todas las personas que desean tomar parte en las Fiestas de la Calle San Sebastián. Esta medida también impactará personas que simplemente desean caminar por las calles o acudir a una plaza, parque o negocio del Viejo San Juan.

Las calles del Viejo San Juan amanecieron cercadas como parte del cateo que propone la Alcaldesa durante las Fiestas de San Sebastián (foto @GamelynOduardo)
Las calles del Viejo San Juan amanecieron cercadas como parte del cateo que propone la Alcaldesa. (foto @GamelynOduardo)

Los conocidos “checkpoints” de entrada a ciudades se distinguen por ser instrumentos de gobiernos represivos que controlan el movimiento de sus ciudadanos de un punto del país a otro. No se trata de controlar el acceso a un concierto en el coliseo ni controlar el acceso a una feria amurallada en un parque, sino de imponerle al pueblo de Puerto Rico tener que ceder su derecho fundamental de estar libre de registros y allanamientos irrazonables sin que medie motivos fundados para la intervención y sin  una orden de registro particularizado. Todo esto para adelantar el interés de garantizar la seguridad en las Fiestas de la Calle de San Sebastián, lo que no puede ser logrado imponiendo tan crasa violación a los derechos fundamentales. Dicha medida supone que dentro de la población de miles de residentes del Viejo San Juan no encontrarían armas, drogas o elementos con tendencia delictiva.

La ACLU comparte la preocupación de toda la ciudadanía respecto a la criminalidad rampante en el país; sin embargo, apunta a que entregar los derechos fundamentales del pueblo, el cual en su gran mayoría no incurre en actividad delictiva, solo sirve para crear más resentimiento en la ciudadanía contra un  gobierno que por no ser capaz de establecer un plan funcional contra la criminalidad acude a tomar medidas cosméticas que en todo caso crea más problemas de los que resuelve.

Estos “checkpoints” de alegado cateo total infringen no solo la cuarta enmienda de la  Constitución de Estados Unidos y su equivalente en la Carta de Derecho de Puerto Rico, sino que también infringe derechos garantizados por la Primera Enmienda, que incluye el derecho a acceder foros públicos como lo son las calles, aceras, parques, monumentos y otros lugares de la ciudad, si es que la persona no cede su derecho de estar libre de un registro irrazonable. El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha resuelto que la Constitución no permite que los gobiernos establezcan un régimen de “checkpoints” o puntos de cateo sin motivos fundados que emanen de una preocupación generalizada de combatir la criminalidad común.http://www.planetakike.com/

La ACLU intentó obtener acceso al alegado plan escrito establecido por el Municipio de San Juan, el cual no existe o simplemente no se quiere hacer disponible. Sin embargo; con lo poco que se sabe a través de los medios del país, son diversos los problemas que presenta el plan del Municipio de San Juan, particularmente para los jóvenes del país.

La ACLU vehementemente rechaza todo intento del gobierno de controlar la ciudadanía con medidas antidemocráticas y violatorias de los más básicos principios de libertades civiles y derechos humanos fundamentales. Hacemos un llamado al gobierno de San Juan a que recapacite y reevalúe su plan de seguridad y que desista de implementarlo.

Roger Baldwin, fundador de la ACLU, planteó que mientras haya suficiente gente dispuestas a luchar por sus derechos el pueblo será una democracia. El Tribunal Supremo de EE.UU., por voz del Juez William O. Douglas, resolvió que “[l]a Constitución no es neutral. Existe para quitarle el gobierno de las espaldas del pueblo”. Le incumbe al gobierno de San Juan adelantar los principios democráticos que profesan y aseguran el respeto por las libertades fundamentales del pueblo. Con esta acción que pretende tomar el Municipio de San Juan se está abriendo una puerta muy peligrosa que será emulada por gobiernos que entrarán en el futuro a expandir, no nuestros derechos humanos, sino el control gubernamental sobre el Pueblo.

#cateopatrio

Related posts: