Arrestan a baloncelista en Cayey por picadura de marihuana

La División de Drogas de Guayama sigue empeñada en seguir arrestando por posesión de cannabis en el pueblo de Cayey. La semana pasada, cuatro estudiantes de 18 y 19 años fueron arrestados por picadura de marihuana.

Ahora el turno le tocó al armador de los Leones de Ponce, Eliel González Gómez, el baloncelista fue arrestado junto a un primo en una intervención que realizaron agentes de la División de Drogas, en la que le ocuparon una bolsa con picadura de marihuana de una manera bastante inusual.

Según el periódico El Vocero, la intervención ocurrió alrededor del mediodía de ayer, cerca de un alegado punto de drogas que opera en la avenida Roberto Díaz. El joven atleta, de 22 años de edad, es vecino del lugar.

La policía relata que el baloncelista estaba en su vehículo en el medio de la vía. Los agentes le tocaron la bocina para que se moviera y les hizo una señal para que le pasaran. Cuando los guardias insistieron, no se sabe porque razón, se alega que González Gómez no movió el carro de la vía de rodaje, y optaron por intervenirlo para denunciarlo por obstrucción del tránsito.

Cuando lo intervenían, sorprendentemente, los agentes se percataron de que en automóvil había una bolsa con marihuana. El policía Reinaldo Álvarez se disponía a consultar el caso en la Fiscalía de Caguas.

Es lamentable como por posesión de cannabis, se trate de troncharle la vida a un joven atleta que ha representado a Puerto Rico y es un orgullo para su comunidad.

El baloncelista en su escuela superior fue becado en Florida Air Academy y su vida universitaria la comenzó becado en Hofstra University en Long Island, NY. Un estado que desde los años setenta tiene el cannabis descriminalizado, actualmente casi una onza de cannabis está despenalizado con multas de $100 dólares otorgada por el propio policía.

Hacemos un llamado a la Comisión de lo Jurídico de la Cámara, dirigida por la Representante María Milagros Charbonier, a que tome cartas en el asunto y que se apruebe el Proyecto de la Cámara 654.  Para que estos casos, podrían no conllevar reclusión y limitarse a una multa de $250 y 10 días de “servicios comunitarios”. Una medida que podría bajar los arrestos innecesarios por cannabis en la Isla. No obstante, repetimos, la persecución, el arresto y el estigma de pasar por un proceso judicial pueden causarle daños irreparables para estos jóvenes y sus familiares. Ya basta.

Related posts: