‘Avances’ en las políticas anti marihuana del baloncesto puertorriqueño

Aunque algunos pueden considerarlo “pasitos tímidos”, no podemos negar que en un país tan conservador como el nuestro se podría considerar como un avance que la liga de Baloncesto Superior Nacional suspendiera por diez juegos a un jugador, de vez de aplicarle los cinco años de suspensión que podría sufrir, al dar por segunda ocasión positivo a marihuana en una prueba de dopaje. Pareciera que la liga busca atemperar un castigo e igualar a otras ligas donde el uso de cannabis es cada vez más ‘tolerado’. Y quizás el castigo que recibe el canastero Alejandro “Bimbo” Carmona busca imitar los cambios de otras ligas a nivel internacional.

Si comparamos con ligas como la NBA, su reglamento especifica que luego de dar tres veces positivo a marihuana en las pruebas de dopaje un jugador es suspendido por 5 juegos y además tendrá que tomar un ‘programa de rehabilitación de marihuana’ que imparte la liga. De igual forma, otras ligas como la del fútbol americano y la liga atlética universitaria estadounidense han creado reformas a sus políticas de marihuana. Más aún cuando cada vez son más los estados que siguen regulando su uso a nivel médico o recreativo.

Asimismo, distintas organizaciones deportivas exigen se elimine el cannabis de la lista de sustancias prohibidas. Incluso, la Agencia Mundial Antidopaje ha aumentado la cantidad permitida de marihuana en sangre de los deportistas. Antes un deportista no podía fumar  marihuana antes de las competiciones internacionales, ya que el nivel máximo de THC en la sangre no debía superar 15 ng / ml, ahora ha aumentado 10 veces, hasta 150 ng / ml. Esto baja la posibilidad de dar positivo a marihuana a menos que haya utilizado cannabis horas antes de la prueba.

El cannabis no presenta una ventaja deportiva que se pueda considerar que un atleta hace trampa por su uso. Sin embargo, el cannabis puede ser muy beneficioso en atletas:

  • Ayuda a controlar el dolor sin tener que utilizar analgésicos altamente adictivos.
  • No afecta la función pulmonar ni tiene efectos degenerativos.
  • En comparación con el alcohol no te da resaca ni afecta el organismo.
  • Ayuda al descanso, recuperación y el rendimiento.

Por otro lado, de qué vale destruir la carrera deportiva de un atleta si no le ha hecho daño a nadie con su consumo. Si acaso, deportistas como Bimbo Carmona se merece todo el respeto, aceptación y la ayuda necesaria para cumplir con sus expectativas como atleta. No merece ningún tipo de reprimenda.

El informe del BSN señala que como organización, tiene la oportunidad de ayudar, “no podemos darle la espalda y simplemente imponer un castigo, sin ofrecer las herramientas para superar la situación.” Además de la suspensión de 10 días se le impondrá una probatoria de dos temporadas sujeto a que cumpla con dos procesos de tratamientos ya comenzados, sin faltar a cita alguna, y se presentará evidencia de esto al Director de Torneo.

Según reportajes de prensa, Carmona fue ingresado a una institución de rehabilitación y debe regresar a la cancha el próximo 1 de mayo.

Related posts: