“¡Basta de palabrería y vamos a la acción!”

Como pareciera que ya se ha convertido en costumbre el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, vuelve a solicitar que se considere la despenalización del cannabis con el Proyecto del Senado 517 y que se considere la legalización del cannabis. Ahora en su último mensaje de estado al mando del Estado Libre Asociado.

Luego de “elogiarse” su orden ejecutiva que permite la regulación del uso del cannabis para fines médicos, al que dijo que será permitido desde éste año para los pacientes de enfermedades crónicas. Dijo querer ir más lejos…

“Pero quiero ir más lejos. Debe aprobarse el proyecto de despenalización del Senador Pereira. Debe aprobarse ese proyecto”, ripostó el gobernador a la Cámara de Representantes que tiene el proyecto engavetado o a la espera de fecha para votación al Pleno.

“Y si le queremos darle un verdadero golpe al crimen y a la hipocresía de muchos sectores. Debe dársele consideración a la medida de legalización. Yo estoy disponible”, concluyó el Gobernador.

Sobre el cannabis. #MensajeAGPMiguel “Cuco” Pereira

Posted by Alejandro García Padilla on lunes, 29 de febrero de 2016

Nuestro llamado es que pasemos de la palabra a la acción. Ya son varias veces que se repiten promesas de reformas que se quedan en el “show mediático”, pero no se concretizan en la Cámara de Representantes.

Sin embargo, mientras nuestros políticos no se atrevan a regular el mercado de marihuana y pretendan continuar con enfoques prohibicionistas con las drogas, nos tendrán perdiendo miles de millones de dólares con leyes que en repetidas ocasiones atentan contra los derechos humanos.

En Puerto Rico, las promesas del actual gobierno de trabajar ‘diferente’ los asuntos de drogas, a pesar que venían ‘reforzadas’ con el informe de la ACLU, se desvanecieron desde su primer mensaje de estado en abril de 2013. Cuando anunció la activación de la Guardia Nacional y un presupuesto para la agencias de policía y corrección de alrededor de 1,500 millones de dólares. Prácticamente lo mismo de pasadas administraciones que asignaban más del 90 por ciento en agencias para ‘castigar y vigilar’ en comparación a otras agencias de brindar ‘tratamiento o prevención’. Ante las reformas a las leyes de drogas que se vienen realizando a nivel global se percibe como un derroche de dinero el gasto en condenas carcelarias por el uso de sustancias.

La administración de turno no tiene que esperar a un referéndum que se quedó en promesas y puede ampararse en los programas de gobierno de las últimas administraciones gubernamentales donde se promueve un enfoque salubrista para trabajar los asuntos de drogas. Enfoques que se han quedado en promesas electoreras.

Si pretendemos reducir la criminalidad tenemos que desarrollar modelos salubristas que conciban una descriminalización de las drogas, regular los mercados de sustancias y brindar tratamientos adecuados dirigidos a controlar la demanda, creando las medidas de reducción de daños que busque liberar los usos de sustancias como el cannabis.

En vez de la encarcelación y programas de tratamientos obligatorios, el gobierno se debe enfocar en la educación y prevención del uso problemático de las sustancias legales e ilegales. Como se supone se esté haciendo con drogas reguladas como el tabaco o el alcohol, drogas muchísimo más peligrosas que son reguladas por el estado.

No botemos nuestro presupuesto con modelos prohibicionistas que nos tiene viviendo bajo niveles de violencia con resultados nefastos para nuestra economía. Ya basta de promesas que rayan en la politiquería chiquita.

“Perelló abogará para despenalizar… Tengo unos compañeros que todavía tienen dudas” goo.gl/u8o71R (END) Escríbele… goo.gl/kpYOfL

Posted by Descriminalización.org on martes, 2 de febrero de 2016

 

Related posts: