California legaliza el uso de cannabis

Los votantes de California aprobaron la Ley de Uso de Cannabis para los adultos, también conocida como Proposición 64, permite la regulación del cannabis de manera ‘recreativa’ para mayores de 21 años. El 55% de los californianos decidieron poder crecer y poseer marihuana, pero según información de Los Angeles Times no se podrá comprar legalmente hasta que los dispensarios tengan una licencia adecuada. El estado tiene hasta el 1 de enero de 2018 para comenzar a emitir licencias. Se estima que puede tomar hasta un año para que los legisladores establezcan las reglas necesarias para regular la industria.

Se podrá poseer hasta 28.5 gramos de marihuana y crecer hasta seis plantas en el hogar, siempre y cuando estén cerrados y no sean visibles para el público. También permite al estado imponer un impuesto al cultivo y la venta, las ciudades y condados también pueden imponer sus propios impuestos. Los ingresos de los impuestos se destinarán a la investigación sobre el uso de drogas, en programas para jóvenes y otros recursos comunitarios relacionados con la regulación de la industria del cannabis.

Al igual que las leyes que regulan el alcohol, sigue siendo ilegal para los californianos conducir bajo la influencia de cannabis. Los usuarios tampoco podrán fumar en lugares públicos o en lugares donde fumar tabaco es ilegal. Además, no pueden poseerla en espacios educativos o centros juveniles donde los niños están presentes.

Si se constata que las personas menores de 18 años están usando marihuana, tendrán que asistir a programas de educación y consejería sobre drogas y realizar servicios comunitarios. Las personas que venden marihuana sin licencia enfrentan hasta seis meses de cárcel y hasta una multa de $500. Las personas que fuman marihuana en público se enfrentan a una multa de $100, y las personas que son atrapados fumando en lugares públicos o cerca de una escuela se enfrentan a una multa de $250.

Las personas que actualmente cumplen condena por delitos relacionados ahora son elegibles para revisar sus sentencias.

California será el estado más poblado de los Estados Unidos, y el primero con frontera con México, en permitir la producción, comercio y uso recreativo del cannabis.

Hace meses se presentó la Proposición 64, un proyecto que buscaba definir la ley para regular el mercado de marihuana. El proyecto de ley establece un sistema legal de cultivo, distribución, venta y uso para mayores de 21 años. Además, propone un impuesto a la venta del 15%. Lo que generaría un billón de dólares para el estado en impuestos.

Los californianos fueron pioneros en las consultas para la regulación del cannabis en el 2010, y fue rechazado. Pero en cambio esta vez la medida tuvo el apoyo de los dos partidos, por supuesto, con sus diferencias.

En California la posesión de pequeñas cantidades de marihuana ha sido descriminalizado desde mediados de la década del setenta. La posesión de menos de una onza de marihuana es, en el peor de los casos, citado por una infracción y paga una multa, como si fuera una multa de tráfico. Si se posee una carga para la venta o está vendiendo, puede ser un delito mayor dependiendo los factores.

Igualmente, California ha sido pionero en la regulación del cannabis medicinal, se permite el uso terapéutico de marihuana desde hace casi dos décadas. Los pacientes con una prescripción y un carnet se le permite comprar en una red de dispensarios autorizados y regulados por el estado. Sin embargo, las agencias antidrogas federales pueden irrumpir en cualquier dispensario de marihuana y cerrar el negocio. Los adultos pueden cultivar de seis a doce plantas.

¿Pero qué significaría un cambio en un estado como California? Las políticas públicas y la percepción de los norteamericanos han cambiado en los últimos años, cada vez existe más aceptación por el uso de marihuana. Además se tienen referentes de los otros estados que han regulado el uso recreativo, experiencias que no se tenían en el 2010. Pero si las cifras de recaudo en Colorado entusiasma a todos los políticos, con una población de 5.3 millones, en California será muchísimo mayor. Con una población de 38 millones de habitantes y un turismo muchísimo más grande en comparación a cualquiera de los estados que han regulado el mercado de cannabis.

La victoria en California será un impulso definitivo a la tendencia que se vive en los Estados Unidos. En efecto, el 15% de la población de los EEUU tendría marihuana legal. Según analistas del mercado, el negocio de la marihuana medicinal en California genera 980 millones de dólares al año, el mercado más grande de los Estados Unidos.

Related posts: