Canadá generará billones de dólares con la legalización del cannabis

Canadá enfrenta un último obstáculo para convertirse en el primer estado del G7 en legalizar el cannabis para fines recreativos. La Ley de Cannabis de Canadá fue presentada en el Senado canadiense el martes, su última parada legislativa. No obstante, la ley goza de un amplio apoyo público y del respaldo del primer ministro Justin Trudeau.

“Creo que se reconoce ampliamente que criminalizar el cannabis ha sido un fracaso”, señaló el senador Tony Dean de Ontario, uno de los patrocinadores del proyecto de ley. Él cree que pasará en julio de 2018, si no antes, según le expresó a CNN.

Los concesionarios se han estado preparando para comenzar a vender cannabis legal en julio, por lo que el momento podría ser difícil. Pero se espera que el mercado de marihuana recreativa signifique grandes inversiones de dinero.

Según estimaciones recientes de Marijuana Business Daily, una publicación de la industria, las ventas anuales para el mercado de marihuana recreativa de Canadá podrían fluctuar entre $2.3 billones y $4.5 billones de dólares para el 2021.

El mercado canadiense, con pleno apoyo federal, aún no superará los ingresos de los Estados Unidos donde el cannabis con fines recreativos se legaliza estado por estado.

Se espera que las ventas recreativas de cannabis totalicen de $7.1 billones a $10.3 billones en los Estados Unidos para el 2021, según Marijuana Business Daily.

Estas cifras no incluyen los ingresos estimados esperados de las ventas del ‘cannabis medicinal’ en ninguno de los países.

El senador cree que las ventas de cannabis recreativo podrán comenzar casi de inmediato en julio, a pesar del poco tiempo de la legislación canadiense.

A diferencia de los estados federales de Estados Unidos, que en promedio se tardan más de un año en construir su infraestructura comercial y el sistema arancelario, Canadá se basará en las ventas cibernéticas respaldadas por el gobierno que se implementaron para apoyar a la industria de ‘cannabis medicinal’ del país.

Los canadienses compran su cannabis en sitios web y con entrega a domicilio.

Sitios web como Ganja Express y Buy My Weed Online y Emerald Health Therapeutics actualmente ofrecen a los clientes de ‘cannabis medicinal’ una variedad de productos de cannabis, desde marihuana tradicional que se vende por gramo, hasta concentrados y comestibles.

Los cultivadores canadienses se están preparando para cumplir con el aumento previsto en la demanda cuando los clientes de “cannabis recreativo” puedan comenzar a ordenar.

“Estamos muy bien posicionados para julio”, expresó Nate Race, un consultor de administración de Premium Produce, una granja de ‘cannabis medicinal’ en British Columbia que ha ampliado su personal, por lo que puede aumentar la producción anual de 14,000 libras de marihuana a 134,000 libras a fines de 2018.

California, donde se supone que las ventas cannabis recreativo comenzarán en enero de 2018, eventualmente representaría la mitad de todas las ventas de Estados Unidos. Y probablemente igualaría las ventas canadienses por sí mismo, según Chris Walsh, editor de Marijuana Business Daily.

Esta es la razón por Nick Kovacevich, CEO de Kush Bottles, con sede en California, que fabrica equipos vaporizadores, expresó que no tiene planes de hacer negocios fuera de los Estados Unidos.

“Tenemos una oportunidad de mercado más grande aquí en EEUU”, señaló.

Pero el estado legal inestable de la marihuana en Estados Unidos -el gobierno federal lo prohíbe- significa que las cosas podrían cambiar rápidamente para los empresarios que trabajan en la industria del cannabis.

“En EEUU el crecimiento del ‘cannabis recreativo’ se ve obstaculizado artificialmente por el hecho de que el cannabis es ilegal”, señaló Walsh, señalando que crea problemas con los bancos, que enfrentan restricciones contra el manejo del dinero del cannabis.

“El crecimiento que estamos viendo en la marihuana [en los EEUU] es solo una parte de lo que podría ser”, dijo. “El respaldo del gobierno federal en Canadá está abriendo muchas puertas que están cerradas ahora en los Estados Unidos”.

El movimiento de Canadá hacia la legalización ya ha inspirado a una empresa estadounidense, la productora de bebidas alcohólicas con sede en Nueva York Constellation Brands, para comprar una participación del 10% en la empresa canadiense Canopy Growth Corp. por $190 millones.

John Kagia, un analista de la industria del cannabis de New Frontier Data, calificó el movimiento reciente hacia la legalización canadiense como una “llamada de atención a todos los inversores que estaban al margen, que esto realmente iba a suceder”.

La venta y distribución del cannabis quedará en manos de los gobiernos locales de cada territorio canadiense, que decidirán tanto el precio como la autorización de las licencias para su venta.

Por otra parte, los ciudadanos canadienses que deseen cultivar plantas de cannabis para su consumo podrán hacerlo siempre y cuando la plantación no exceda las cuatro plantas. Con más de esa cantidad ya deberán solicitar licencia. La edad mínima para el consumo será de 18 años, aunque cada territorio podrá decidir subir la edad para consumir cannabis si lo cree necesario.

Related posts: