El cannabis remplaza tratamientos y ahorra millones al Medicare

Un estudio analizó los datos de Medicare entre los años 2010 a 2013 para descubrir si los pacientes están optando por el cannabis para uso medicinal sobre los típicos medicamentos con receta, y cómo ha afectado el gasto de estos al Medicare.

El estudio publicado en la revista Health Affairs reveló que para el año 2013, el Medicare pudo ahorrar más de $165 millones de dólares en los estados que ya han regulado el cannabis para uso medicinal. Se proyecta que si todos los estados regularan el cannabis para uso médico el Medicare podría estar ahorrándose alrededor de $470 millones de dólares al año. Un ahorro significativo para el Medicare, el programa federal de seguro médico de salud para personas de 65 años o mayores y algunas personas más jóvenes con discapacidades o enfermedad renal crónica.

Se utilizaron en este estudio más de 87 millones de formularios de la base de datos de la Parte D de Medicare y se concentraron en condiciones que calificación como que “podrían servir como un tratamiento alternativo”, según David Bradford de la Universidad de Georgia. Esto se podrían extender a aquellos que sufren condiciones como ansiedad, depresión, glaucoma, náuseas, dolor, psicosis, convulsiones, trastornos del sueño y la espasticidad, como otros dolores “moderados” y tiene evidencia clínica con respecto a los beneficios del cannabis, en comparación con otros medicamentos.

Los autores del estudio también manifestaron que en esos estados cuando se reguló el cannabis para uso médico, los galenos prescribieron 3,645 menos recetas para combatir los dolores. La dosis diaria por médico era 31,810, pero entre el rango de estudio de tres años, se redujeron a 28,165.

Los resultados sugieren que “la gente realmente está usando la marihuana como medicina y no tan solo con fines recreativos”, reconoce Bradford.

Related posts: