Capital de los Estados Unidos legaliza el uso de marihuana

Los principales medios noticiosos de los Estados Unidos anuncian que los votantes de Washington, DC han aprobado la Iniciativa 71. Una iniciativa electoral que legaliza la posesión de hasta dos onzas de marihuana para los adultos mayores de 21 años y permite a las personas crecer hasta seis plantas en su casa. El apoyo pro legalización del Cannabis fue tan contundente que las elecciones se ganaron 69-31.

Aunque el Congreso podría bloquear Iniciativa 71 con una simple resolución, es muy poco probable que lo haga. El Congreso de EEUU tiene 30 días para intervenir. De no hacerlo, la Iniciativa 71, se convierte en ley. Es muy poco probable que el Congreso desapruebe o se interponga ante la voluntad de los residentes que decidieron apoyar la medida de manera democrática. Además, esta resolución se tendría que conseguir a través de la Cámara y el Senado y ser firmada en ley por el presidente, todo dentro de los 30 días de que el proyecto de ley está en el Congreso.

Debido a que las leyes del Distrito de Columbia no permite un impuesto que se imponga por referéndum, la medida no puede establecer un mecanismo para la regulación de las ventas pero permite que mayores de edad puedan poseer hasta dos onzas de marihuana, seis plantas y se puedan compartir pequeñas dosis. Washington, DC descriminalizó este año la posesión de hasta una onza de marihuana y redujo las multas a $25 dólares.

Sin embargo, el “D.C. Council” está considerando un proyecto de ley que impondría impuestos y regularía la venta de marihuana dentro de la Capital Federal.

Fotos de: DC Cannabis Campaign

Para optar para la consulta se requerían 22,600 firmas de residentes de la jurisdicción federal. Y los representantes a favor de la legalización presentaron unas 57 mil firmas, más del doble del número necesario, para calificar para un referéndum.

“Los habitantes de DC han votado a favor de poner fin a los prejuicios raciales con la prohibición de la marihuana”, señaló el Dr. Malik Burnett, del Drug Policy Alliance.

El año pasado, la Unión de Libertades Civiles ACLU presentó informes que documentan las enormes disparidades raciales en las detenciones por posesión de marihuana. Los afroamericanos en Washington, DC son ocho veces más propensos a ser arrestados por posesión de marihuana que los blancos – a pesar de que las encuestas del gobierno muestran que ambos grupos utilizan marihuana de manera similar.

El análisis de la ACLU concluyó que aplicar las leyes de posesión de marihuana, que constituyen casi la mitad de todos los delitos de drogas, le cuesta al distrito más de $26.500.000 por año.

 

Related posts: