Chile: autoriza medicamentos con cannabis pero reduce el autocultivo

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, sacó el cannabis del listado de drogas nocivas y autorizó la producción y venta de medicamentos que contengan cannabis, un decreto que saca a la planta de la lista de drogas duras.

El decreto firmado por Bachelet el primero de diciembre, autoriza al Instituto de Salud Pública “podrá autorizar y controlar el uso de cannabis, resina de cannabis, extractos y tinturas de cannabis para la elaboración de productos farmacéuticos de uso humano“. Además, los medicamentos con la sustancia “podrán expenderse al público en farmacias o laboratorios mediante receta médica retenida con control de asistencia”, agrega el documento que saca al cannabis de la Lista 1 de estupefacientes y la incorpora a la II con sustancias como la codeína.

¿Qué significa el cambio a la lista 2 en las leyes chilenas? Sacar la cannabis de su clasificación actual permitiría utilizar sus beneficios para el tratamiento de enfermedades a través de medicamentos aprobados por organismos internacionales, que hoy se tienen que importar con costos muy altos, como es el caso del Sativex. Sin embargo, este punto no incluye la venta de marihuana en su estado natural, ya que existe un protocolo más largo para definir si es un beneficio. Por otro lado, este cambio terminará con la persecución penal de aquellos que consumen o que portan marihuana para consumo personal. Este decreto podría ser un paso ante la modificación de la ley actual.

En Chile la marihuana figura en la normativa como una droga dura, se permite su consumo en ambientes privados pero su venta y autocultivo están penados. La liberación de la venta de medicamentos a base de cannabis se formalizó a días de que el gobierno envíe al Congreso indicaciones para reducir la cantidad de marihuana permitida, para porte y cultivo, en un proyecto de ley para descriminalizar el uso del cannabis con fines recreativos y medicinales que analiza el legislativo. Sin embargo, el proyecto original del cuerpo legislativo permitía a una persona portar 10 gramos de marihuana y el autocultivo  de hasta 6 plantas, mientras que la propuesta del gobierno del poder ejecutivo reduce a dos gramos la ‘cantidad de uso personal’ y una planta para el autocultivo. Se espera que se ahora pase a principios de año al legislativo para discutir la modificación de la ley propuesta.

Grupos de activistas chilenos expresaron, “aún estamos analizando y tratando de ir al fondo de todo, esto quedó listo en el gobierno pasado, faltaba la firma, tenemos muchas dudas, no caeremos en voladores de luces hasta tener la certeza y la implicancia de este cambio, por nuestra parte aún no hemos avanzando en nada, necesitamos urgente una nueva política de drogas,” concluyeron por sus redes el grupo de activistas “Movimental Cultiva Tus Derechos”.

En las últimas semanas, el uso de cannabis ha estado en las primeras planas de la prensa debido a que a fines de noviembre un “tribunal de familia” chileno prohibió a una madre que amamantara a su hija recién nacida y le restringió las visitas tras admitir que había utilizado la sustancia antes del parto. El gobierno chileno retuvo 12 días al bebé en un hospital de la ciudad de Talcahuano -unos 550 km al sur de Santiago- se le restituyó el hijo a su madre, que había presentado una demanda contra el hospital ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. A su vez, el tribunal ordenó a la madre realizarse exámenes semanales para determinar si consume drogas.

Related posts: