Cientos consumen marihuana frente a Casa Blanca

En la tarde del sábado, cientos se reunieron frente a Casa Blanca para exigirle al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que se reclasifique el cannabis de la ley de sustancias controladas. En las leyes federales el cannabis continúa en la lista de Clasificación I de la Ley de Sustancias Controladas, que incluye la heroína y otras drogas más peligrosas.

Por tal razón, distintos grupos de activistas invitaron a una manifestación en los predios cercanos de Casa Blanca para consumir marihuana con la intención de enviar un mensaje de que la planta no debería ser considerada peligrosa.

Los grupos de activistas entienden que el presidente Obama puede usar su autoridad para cambiar la reclasificación del cannabis. Sin embargo, informes han demostrado que no tiene planes de reformar la ley y ha pasado la presión a varios proyectos para reclasificar la ley que todavía se mantienen en el Congreso.

“Aunque se han reducido drásticamente las detenciones por posesión de marihuana en el Distrito de Columbia, millones en los Estados Unidos no tienen la misma suerte. Mientras el cannabis sea tratado de la misma categoría de las drogas como la heroína, con ningún uso médico aceptado, la policía y los gobiernos continuarán arrestando y bloqueando los beneficios para el resto de los ciudadanos,” leía la convocatoria realizada por el grupo DCMJ (DC Cannabis Campaign) activos desde el 2013.

La reforma en la Capital Federal permite que adultos mayores de 21 puedan poseer hasta dos onzas de marihuana y permite el cultivo de hasta seis plantas de marihuana en las residencias. La ley del Distrito impide que cualquier iniciativa electoral pueda abordar la posibilidad de la venta de marihuana.

Aunque el consumo en espacios públicos sigue siendo ilegal, la actividad pasó sin grandes incidentes. Solo hubo un incidente cuando manifestantes intentaron instalar un cigarrillo de marihuana inflable de más de cincuenta pies. Pero los organizadores les advirtieron que el Servicio Secreto no lo permitiría debido a cuestiones de seguridad.