Cinco estados de EEUU votarán para legalizar el uso de cannabis

Actualmente cuatro estados y la capital de los Estados Unidos ya han legalizado el uso de marihuana mediante consulta electoral, Colorado y Washington en 2012 y Alaska y Oregón en 2014. El Distrito de Columbia también reguló la posesión, siembra y el compartir cannabis en el 2014, sin embargo la venta comercial sigue sin permitirse. Pero esos estados combinados tienen una población de aproximadamente 17 millones de personas.

Sin embargo, esa cantidad podría triplicarse el próximo noviembre debido a que cinco estados votarán a favor de regular el consumo de cannabis mediante consulta electoral cuando EEUU escoja su próximo presidente en noviembre. De ganarse el referéndum en los cinco estados más de una cuarta parte de la población estadounidense viviría con regulaciones a favor del consumo de cannabis.

Estas reformas podrían crear las bases para que finalmente surja un proceso que se elimine la prohibición federal del cannabis. Con las encuestas de opinión pública a favor de la regulación del cannabis, y con la aprobación en estos cinco estados, el Congreso estadounidense finalmente puede comenzar a tomar medidas menos tímidas.

Aunque todavía no es un hecho, los votantes tienen que ir realmente a las urnas y votar. La realidad es que las cinco campañas pro reformas están bien financiados, cada vez con más dinero de la industria del cannabis que se sienten en condiciones de gastar mucho más dinero que la oposición. Además, los resultados de los estados que han regulado han demostrado que las predicciones fatales no han sucedido y que por el contrario los recaudos estatales siguen creciendo.

Éstos son los cinco estados y sus iniciativas:

  1. Arizona con la Propuesta de Arizona-205 busca “regular el Cannabis como el alcohol”, la iniciativa permitiría que las personas mayores de 21 años puedan poseer hasta una onza de marihuana y que puedan sembrar hasta seis plantas “en un espacio cerrado, encerrado dentro de sus residencias “. También crearía una agencia estatal, el Departamento de marihuana Licencia y Control, para supervisar, el comercio de marihuana con licencia legal, pero limitaría el número de tiendas a una décima parte del número de licencias de tiendas de licores, lo que sería menos de 180 . La medida permitiría localidades de regular o prohibir las empresas, además impondría un impuesto especial del 15% en las ventas al por menor, con un 80% de los ingresos destinados a las escuelas y el 20% para la educación de abuso de sustancias. La medida no permite el uso público y no elimina las sanciones existentes para la posesión de más de una onza o más de seis plantas. Eso significa que la posesión de 28 gramos es legal, pero la posesión de 29 gramos es un delito. La medida no proporciona derechos laborales para los usuarios de marihuana y no cambia las leyes de tránsito y las penas por conducir bajo los efectos de cannabis.
  2. California con la Proposición 64 busca que el regular el uso de marihuana, patrocinado por el Yeson64 permitiría a las personas mayores de 21 años podrán poseer hasta una onza de marihuana y sembrar hasta seis plantas. También permitiría que concedas de manera no regulada hasta un cuarto de onza de marihuana. La medida también permitiría el consumo con licencia en el lugar, o “cafés”. Además crearía para el comercio de la marihuana legal regulado una nueva Junta de Control, que sustituiría a la existente entidad de regulación de la ‘marihuana medicinal’, e impondría un impuesto sobre las ventas al por menor del 15% y un $ 9.25 por impuesto de cultivo por onza a los mayoristas. En un guiño a la industria en crecimiento crisol ma-y-pa existente en el estado, la medida licencia “micro-crece” (menos de 10,000 pies cuadrados), pero no lo permitiría “mega-crece” (más de ½ acres en el interior o 1 acre al aire libre) hasta 2023 como muy pronto. La mayoría de los delitos que quedan alrededor de la marihuana se reducirían de delitos graves a delitos menores. Ciudades y condados podrían optar por el comercio de la marihuana, pero sólo por un voto de los residentes, y no podían prohibir la posesión personal o para el cultivo. La medida no proporciona protección del empleo para los consumidores y no cambia las leyes de conducir.
  3. Maine tendrán una consulta electoral que incluirá la Pregunta 1 donde se pretende regular el cannabis como el alcohol, la medida permitiría a las personas mayores de 21 años que poseer hasta 2.5 onzas de marihuana, seis plantas con flores, y 12 plantas en crecimiento. Las personas también pueden regalar hasta 2.5 onzas o seis plantas a otros adultos sin remuneración. La medida permitiría el comercio de marihuana legal regulado por el Departamento de Agricultura, Conservación y Forestación, con un impuesto sobre las ventas al por menor del 10%. La medida también permitiría al consumo in situ, o “cafés de cannabis”, pero requeriría que todos el cannabis comprado en esas instalaciones se consuma allí. Localidades podrían regular o prohibir la marihuana instalaciones comerciales. En gran medida los que se oponen a la medida son partidarios del cannabis para fines médicos, incluso los pequeños cultivadores locales temen ser desplazados por grandes corporaciones si se legaliza en su totalidad la venta.
  4. Massachusetts con la consulta electoral y la llamada Pregunta 4, patrocinada por la Campaña de Massachusetts para regular la marihuana como el alcohol, se permitiría a las personas mayores de 21 años poseer hasta una onza de marihuana en público o 10 onzas en el hogar, además de permitir el cultivo de hasta seis plantas. Se permitiría el comercio de marihuana legal regulado por una Comisión de Control de Cannabis, y que incluye una disposición que permite el consumo in situ en instalaciones con licencia, o “cafés de cannabis”. Localidades tendrían la opción de prohibir las empresas de comercio de marihuana legales. La medida impondría un impuesto especial del 3.75%, además de impuestos del estado de las ventas del 6.25%, por lo que una tasa efectiva del 10%. Localidades podrían añadir los impuestos locales de hasta el 2%. No hay protecciones laborales para los consumidores de cannabis, y las leyes de conducir bajo los efectos del cannabis permanecerían sin cambios.
  5. Nevada con la Pregunta 2, se busca regular la marihuana como el alcohol, la medida legalizaría la posesión de hasta una onza para personas mayores de 21 años y permitiría a las personas sembrar hasta seis plantas, pero sólo si viven a una distancia de más de 25 millas de una tienda o dispensario. La medida también crea un sistema de comercio de marihuana con licencia para ser supervisado por el Departamento de Impuestos del Estado. La medida impone un impuesto del 15% sobre las ventas al por mayor de marihuana, y las ventas minoristas estaría sujeto a impuestos sobre las ventas ya existentes. La medida no permite el consumo de cannabis en espacios o cafés, no cambia las leyes de tránsito existentes, y no proporciona derechos laborales para los usuarios de marihuana. La campaña ha recaudado más de un millón de dólares, incluyendo $625,000 de la gente en la industria de la marihuana. Pero también se enfrenta a una oposición significativa de conservadores en Las Vegas como el magnate de los casinos Sheldon Adelson, que dio cinco millones de dólares a la campaña para derrotar la iniciativa de marihuana medicinal en el 2014 en el estado de la Florida. Adelson hasta ahora no ha invertido económicamente para la oposición de la medida, pero qha comprado el periódico más grande del estado, Las Vegas Review-Journal, y cambiaron su posición editorial de apoyo a la legalización para oponerse a la medida.

Teniendo en cuenta toda la información disponible, se pronostica que es que California tiene más probabilidades de ganar, seguido de Maine y Nevada. Arizona se parece a la lo tiene bastante complicado, seguido por Massachusetts. Pero eso lo sabremos cuando se cuenten los votos el próximo noviembre.

Related posts: