Combate la enfermedad de Lou Gehrig apoya el cannabis medicinal

El reto de darse un baño de agua helada para crear conciencia de la enfermedad de Lou Gehrig (ALS) por más latoso que se haya convertido se tiene que admitir ha sido un fenómeno en como conseguir dinero para una entidad sin fines de lucro y en llevar una campaña. En menos de un mes ha recaudado millones de dólares y ha hecho que su “desafíos” se conviertan en un efecto viral del que muchos organizaciones de justicia social quizás deban imitar para crear conciencia. ¿Pero sabías que la marihuana puede contrarrestar los síntomas y los efectos del ALS? ¿Y entonces porque no defender su uso?

Cathy Jordan paciente de ALS y residente de Florida ha trabajado más que nadie por sensibilizar a la comunidad médica de que la esclerosis lateral amiotrófica se puede controlar con marihuana. “Nunca quise decirle a los pacientes con ALS que utilizaran la marihuana como medicina,” dijo en el año 1999. “Pero después de luchar contra la llamada ‘guerra contra las drogas’ durante tantos años, y hacer que caiga en oídos sordos y corazones vacíos, ninguna compañía farmacéutica ha hecho una pastilla que pueda ayudar”. A Cathy Jordan no le ha quedado más remedio que desafiar las autoridades y convertirse en portavoz de usuarios de marihuana medicinal en la Florida.

Desde 1989, Jordan ha utilizado cannabis para combatir los efectos nocivos de la ALS. Una enfermedad, que afecta a 5,600 estadounidenses cada año, causa degeneración muscular progresiva. Incluso, Jordan y su esposo Robert Parrish han sufrido del acaso de policías y tribunales que prefieren poner la “guerra contra las drogas” por encima de la salud y la ética médica. Cuando su casa ha sido allanada para confiscar 23 plantas de marihuana de su patio trasero sin importar que simplemente esa es su medicina.

Los cargos se retiraron y esta acción ha dado paso a que los legisladores del estado de la Florida presentaran los proyectos de ley con su nombre “Cathy Jordan Medical Cannabis Act”. Los proyectos House Bill # 859 y el Senate # 962 convertirían a la Florida en el estado número 24 en regular el uso medicinal del cannabis.

En resumen, el “Cathy Jordan Medical Cannabis Act” permitiría:

  • Acceso a cannabis medicinal en una variedad de formas.
  • Los votantes de la Florida podrían optar por escoger un sistema regulado.
  • Califica a cuidadores autorizados a cultivar, poseer y administrar cannabis para un paciente.
  • Establecería una relación examinador-paciente para inspeccionar las determinadas instalaciones residenciales.
  • Asegura una relación profesional continua entre el profesional de la salud y el paciente.
  • Autorizada y regula a que las empresas crezcan y distribuyan cannabis.
  • Los padres o custodios podrían permitir que un menor de edad obtenga tratamiento con cannabis.
  • Asegura la calidad y pureza del cannabis comercial a través de la concesión de licencias y la regulación.
  • Abre oportunidades para que las universidades y centros médicos utilicen e investiguen con el uso de cannabis.
  • Ahorra dinero a los contribuyentes mediante el aplazamiento de enjuiciamiento de los pacientes de marihuana.
  • Da a los pacientes una opción de tratamiento menos costoso.
  • Requiere protocolos de seguridad y protección para la distribución y cultivo.
  • Requiere la creación de continuar materiales educativos.
  • Autoriza el cobro de cuotas por permisos para dispensar, cultivar y la producir cannabis.
  • Establece sanciones por incumplimiento de la ley.

Para finalizar, las investigaciones científicas con THC realizadas con animales contagiados con ALS han demostrado prolongar la supervivencia neuronal de las células, un retraso en la aparición y progresión más lenta de la enfermedad. Razones suficiente, para que de vez de echarse un baño de agua helada por la cabeza, salga a defender el uso de marihuana medicinal. Sus amigos de la Florida que se irán a referéndum el próximo noviembre se lo agradecerán.

Related posts: