Comisionado de salud de New York sugiere legalizar el uso del cannabis

Se siguen convirtiendo en humo las barreras que impiden la regulación del cannabis para fines recreativos en New York. El Comisionado de salud del estado dijo el pasado lunes que va a recomendar la legalización del cannabis en un informe al gobernador Andrew Cuomo.

“Miramos a los profesionales. Analizamos los inconvenientes y cuando terminamos, nos dimos cuenta de que los factores a favor eran mayores que los contras y el informe recomendará que haya disponible un programa regulado de marihuana legal para adultos en el estado de New York”, dijo el Comisionado de Salud Howard Zucker en un evento en Brooklyn.

“Pronto finalizaré ese informe y se lo presentaré al gobernador”.

Muchos consideran esta decisión como un sorpresivo giro en la postura de la administración Cuomo quien en el pasado había catalogado el cannabis como una droga de “entrada” al consumo de otras drogas.

Pero desde entonces ha estado bajo una intensa presión para legalizar por concejales de la Ciudad y por rivales a las primarias demócrata como Cynthia Nixon.

Zucker expresó que toda la evidencia muestra que el cannabis no es una droga de entrada.

“Cuando esos hechos cambian, necesitamos hacer un mejor análisis de esto”, señaló Zucker, agregando que no había evidencia para demostrar que fumar cannabis te encamina al consumo de otras drogas más duras. “Esto no es diferente a la medicina. Cuando se conocen nuevos hechos, tienes nuevos datos”.

Zucker hizo las declaraciones en un evento en Brooklyn donde también anunció que el estado expandiría su programa de cannabis medicinal para permitir el tratamiento para la adicción a los opiáceos.

Asimismo, señaló que el estado todavía estaba trabajando para finalizar las regulaciones para el programa.

Además, añadió que también estaba analizando las solicitudes de la Ciudad de New York de abrir salas de inyección segura para combatir la crisis de opiáceos.

“Lo estoy viendo y obviamente pesando todos los diferentes componentes de esto. Hay muchos factores involucrados en esto y tenemos que hacer esto de manera muy responsable. Continuo haciendo preguntas, respondieron y estoy evaluando eso ahora”, apuntó Zucker.

Más de 1,400 personas murieron en la Ciudad de Nueva York el año pasado por sobredosis de drogas, según las estadísticas preliminares. Eso es más de lo que murieron por asesinato, accidentes automovilísticos y suicidios combinados.

Los funcionarios de salud han vinculado más del 80 por ciento de esos casos a los opiáceos: un medicamento sintético poderoso y peligroso conocido como fentanilo representó la mitad del total de muertes.

Algunos analistas consideran que Cuomo comenzó a cambiar de postura ante un posible desafío con candidatos liberales en las primarias demócratas este año y debido al creciente número de estados cercanos a NY que han regulado el uso del cannabis.

El gobernador ordenó al Departamento de Salud que estudiara el tema en enero y luego describió la legalización como probable en abril.

Defensores y algunos fiscales han presionado para mayores estrategias de despenalización y eventual legalización del cannabis, enfatizando que las minorías raciales son desproporcionadamente más arrestadas.

Tanto el Departamento de Justicia de Brooklyn como el de Manhattan han anunciado que dejarán de enjuiciar la mayoría de los casos por posesión de cannabis.