“Defendamos la equidad, la justicia y la dignidad humana”

La celebración este 10 de diciembre del Día de los Derechos Humanos viene marcada por la conmemoración del 70º aniversario de la Declaración Universal de esas garantías fundamentales que se producirá durante 2018.

El Secretario General de la ONU manifestó que la aprobación de la Declaración supuso poner en marcha uno de los acuerdos más importantes del mundo, y que desde su proclamación el año 1948, los derechos humanos han conformado, junto a la paz y el desarrollo, uno de los tres pilares de Naciones Unidas.

António Guterres recordó que, pese a todos los progresos que ha supuesto el documento, actualmente sus avances se enfrentan a serios desafíos alrededor del mundo. Asimismo, el Secretario General expresó su gratitud a todos los defensores de los derechos humanos y a todas las naciones y mandatarios que protegen esas garantías fundamentales.

Para conmemorar el que será el 70 aniversario, la ONU lanzó una campaña para destacar la trascendencia de este documento histórico, que proclamó los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento ni ninguna otra condición.

La Declaración, cuyo borrador redactaron representantes de distintos contextos jurídicos y culturales de todo el mundo, expone valores universales y un ideal común para todos los pueblos y naciones. Además, establece que todas las personas tienen la misma dignidad y el mismo valor.

Gracias a este documento —que con sus versiones en 500 idiomas se ha convertido en el más traducido del mundo— y el compromiso de los Estados con sus principios, la dignidad de millones de personas se ha visto fortalecida, y se han sentado las bases de un mundo más justo. Aunque aún quede camino por recorrer para que las promesas que encierra se cumplan plenamente, el hecho de que haya perdurado en el tiempo es prueba inequívoca de la universalidad imperecedera de sus valores eternos sobre la equidad, la justicia y la dignidad humana.

La Declaración nos fortalece a todos y los principios que recoge son tan relevantes en la actualidad como lo fueron en 1948. Debemos luchar por nuestros propios derechos y por los del prójimo. Podemos pasar a la acción en nuestras vidas diarias para defender aquellos derechos que nos protegen y así fomentar la unión de todos los seres humanos.

#LuchaPorLosDDHH

  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos fortalece a todos.
  • Los derechos humanos nos conciernen a todos nosotros cada día.
  • La condición humana que compartimos tiene sus raíces en estos valores universales.
  • La equidad, la justicia y la libertad evitan la violencia y velan por la paz.
  • Cada vez que abandonamos los derechos humanos, corremos un gran riesgo.
  • Debemos luchar por nuestros derechos y por los del prójimo.

«En definitiva, ¿dónde empiezan los derechos humanos universales? En pequeños lugares, cerca de casa; en lugares tan próximos y tan pequeños que no aparecen en ningún mapa. […] Si esos derechos no significan nada en estos lugares, tampoco significan nada en ninguna otra parte. Sin una acción ciudadana coordinada para defenderlos en nuestro entorno, nuestra voluntad de progreso en el resto del mundo será en vano». Eleanor Roosevelt

Related posts: