Denuncia a los prohibicionistas del Estado Libre Asociado

Estamos a semanas que culmine la última sesión legislativa del cuatrienio, pero el proyecto de ley que busca descriminalizar la posesión del uso personal de la marihuana todavía no tiene el apoyo suficiente para ser aprobado en la Cámara de Representantes.

De igual manera, a la Cámara de Representantes ‘no les alcanzó el tiempo’ para discutir el proyecto para la Prevención de Muertes por Sobredosis de Opiáceos de Puerto Rico a través del cual el Departamento de Salud establecerá un programa para la prevención de sobredosis por el uso de opiáceos. El método que viabiliza el uso de naloxona como sustancia para contrarrestar los efectos de los derivados del opio en el cuerpo humano aprobado sin receta médica en varios estados de EEUU, todavía está siendo ‘analizado’ por la Comisión de Salud de la Cámara…

Luego de años discutiendo y en puestos de poder resulta bochornoso que el bipartidismo del Estado Libre Asociado no se haya podido poner de acuerdo para apoyar unas reformas aprobadas hace décadas en decenas de estados de Norteamérica. Cuántas reuniones, vistas públicas, viajes, solicitudes de estudios y tanto derroche de dinero sin sentido alguno para continuar en el prohibicionismo cegato. A semanas que culmine la última sesión legislativa del cuatrienio debemos seguir presionando al “bloque prohibicionista” creado por los políticos del ELA.

Luego de un cuatrienio discutiendo sobre reformas a las políticas de drogas la Cámara de Representantes pasaría el bochorno de la vida si no aprueba las medidas. Incluso debería ir al pleno aunque sea derrotado, sería un ejercicio necesario para identificar los prohibicionistas del Partido Nuevo Progresista y los inmovilistas dentro del Partido Popular que no sigue la línea política de sus líderes ni del programa de gobierno que apoyaron cuando son candidatos. Y que próximamente volverán con los cuentos de las campañas electoral prometiendo cambios salubristas y eliminar los castigos.

El deber quizás es identificar y denunciar a esos políticos que anteponen sus creencias religiosas, y por supuesto el auspicio de esas instituciones, por encima del raciocinio, la evidencia científica y la visión salubrista que defienden sus líderes políticos y las agencias pertinentes.

Luego de consultas, llamadas y hasta explicaciones de los políticos nos atrevemos a presentar una lista de ocho representantes del Partido Popular Democrático que posiblemente su inmovilismo religioso subyuga las decisiones del estado y del llamado del pueblo puertorriqueño que se expresó en Vistas Públicas para acabar con la criminalización. Nos gustaría pensar distinto pero los representantes: Roberto Rivera, Lydia Méndez, Tony Rodríguez Quiles, Luis Raúl Torres, Cesar Hernández, Armando Franco, José Torres y Narden Jaime, son algunos de los políticos de la mayoría con posturas ambiguas para tratar los asuntos de drogas e incluso otras medidas que no sean avaladas por un grupo de religiosos. Por supuesto, a estos se le suman los políticos del Partido “Nuevo Progresista” (PNP) quienes se han convertido en un bloque prohibicionista siguiendo la línea fundamentalista y politiquera de sus líderes. Algunos de estos políticos nos han cerrado las puertas de sus oficinas en la cara y todavía esperamos porque nos llamen para poder coordinar una reunión.

Se necesita por lo menos seis de esos votos para poder aprobar la medida y que luego pase a la firma del gobernador, quien ya se ha comprometido con ambas medidas. La PS517 tendría que ir a concurrencia en el Senado para aceptar los cambios que se le hicieron en la Comisión de lo Jurídico de la Cámara.

Las posibilidades son mínimas entre dos partidos conservadores que tienen encima a vividores del prohibicionismo que saben como chantajear a la politiquería criolla y sus gobernantes. A un nivel que han convertido a una serie de políticos llamémosle “guasimillas” que “apoyan la medida pero no la empujan” ni han sabido defender el llamado del pueblo ni de sus compañeros de partido.

Resulta necesario presionar a estos políticos de mayoría y tratar de romper con el bloque prohibicionista del bipartidismo del ELA. Por lo que nuestro llamado es a que no nos quedemos calladxs y presionemos para saber separar y denunciar a quienes jamás deben volver a un puesto de poder.   Hágale saber a los que vienen a buscar su voto que usted no piensa apoyar a personas que crean en castigos innecesarios.

Defender la descriminalización y la regulación del uso de marihuana y las reformas a las políticas de drogas es un asunto de derechos humanos y civiles que tiene que despertar la conciencia de nuestro pueblo.

No te quedes calladx: “No más presos por marihuana…”

prohibi

Related posts: