Departamento de Salud ante encrucijada por el cannabis

En manos de la directora del Departamento de Salud, Dra. Ana Ríus, estará si Puerto Rico se suma a los cambios de nivel mundial en cuanto a las reformas pro cannabis medicinal o seremos los primeros “conejillos” en que mediante “orden ejecutiva” traemos una o dos empresas extranjeras a controlar la regulación del cannabis medicinal. Parece mentira que Puerto Rico vaya  entregar la posibilidad de desarrollar un mercado local de cannabis a unas empresas farmacéuticas que pretenden establecer sus formas exclusivas de siembra y formas de consumo.

No obstante, el gobierno de Puerto Rico en la propuesta del reglamento pone en tela de juicio que se pueda permitir el consumo para fumar o evaporizar, incluso cualquier acceso a la planta, a su flor o de su forma natural.

Además, estas empresas se presentan con un lenguaje sumamente restrictivo y con la capacidad de controlar el THC, bloqueando sus beneficios terapéuticos, y hasta el arrebato. Si leyó bien, nuestros pacientes con enfermedades terminales, tras que tienen que gastar miles en pastillas y servicios médicos, no podrán sembrar ni arrebatarse.

La regulación que presente la Dra. Ríus determinará si Puerto Rico se suma a los 23 estados y dos territorios de EEUU que tienen un sistema de cannabis medicinal regulado. O en cambio, nos limitamos a establecer la regulación más restrictiva del territorio estadounidense. Incluso, más prohibitiva que la del estado de New York que apenas ha entrado en vigor y los “expertos” del gobierno y cabilderos de las farmacéuticas tanto defendían en las Vistas Públicas.

“El tabaco, las cervezas, el ron caña y hasta el maní son más peligrosas, el gobierno de Puerto Rico tiene que abrir los ojos, por cannabis no se ha muerto nadie,” Rei Feliciano

Posted by Descriminalización.org on viernes, 4 de septiembre de 2015

Mientras tanto, el gobierno acaba de permitir el cultivo de cáñamo medicinal en Dorado. Aunque no se ha firmado el reglamento, pareciera que el gobierno ya quiere empezar a cerrar contrato con las empresas a quienes les dará la exclusividad del desarrollo de cannabis. Aunque la orden ejecutiva firmada por el gobernador va a la par a la de estados que tienen un sistema de cannabis medicinal exitoso. La realidad es que cuando el Departamento de Salud señala los planes del gobierno se percibe que la “regulación” está siendo diseñada para una o dos empresas farmacéuticas que llevan más de un año cabildeando en Puerto Rico. Empresas cuyo interés es vender sus productos, y ofrecer los supuestos “miles de empleos” y las supuestas “inversiones millonarias” que ofrecen toda compañía que quiere establecerse en Puerto Rico.

Como hemos advertido antes, cuando se analiza el reglamento propuesto, esto es una regulación para unas empresas que presentan proyecciones muy restrictivas. Por ejemplo, GrowBLOX Sciences y el junte de “Medical Marijuana Inc, HempMeds y Kannawayson empresas de dudosa reputación que apenas se desarrollan en estados con regulaciones extremas, como la que se pretende establecer en la Isla.

Lamentablemente, la orden ejecutiva va a brindarle “deocráticamente” cual será la compañía que diseñará el uso y modo de consumo del paciente. Una movida poco confiable que servirá de excusa para que la oposición política le ponga nombres de grandes intereses alrededor de una “orden” que debe estar enmarcada en la compasión, la evidencia científica y los derechos humanos. Asimismo, un proyecto mediante “orden ejecutiva” carece de fuerza de ley y el próximo gobernador, o jefe de agencia, puede cambiar la medida al instante sobre todo si se desconfía desde sus inicios.

“Se prohíben los tallos, las hojas y las semillas… Entonces, no sabemos cómo se propagará el cultivo de la planta,” agrónomo Raúl Mari Fernández

Posted by Descriminalización.org on viernes, 4 de septiembre de 2015

Aquí es cuando tenemos advertir que, más que un avance, quizás estemos cocinando un “papelón sin precedentes en Latinoamérica y el Caribe. Cuando antes de crear la medida ya tenemos unas empresas diseñando como será la “ley” y los modos de consumo del cannabis medicinal.

Por tal razón, le pedimos a la Secretaria de Salud a que más allá del estetoscopio, utilice la razón y apruebe los usos de todos los derivados del cannabis. Pero sobre todo lo que se ha comprobado es seguro y necesario para el tratamiento terapéutico, la flor de la planta en su forma natural. Décadas de prohibición, persecución y negación de las propiedades terapéuticas de la planta para que en par de meses se la entreguemos a una farmacéutica que controlará las formas de uso y consumo, es sencillamente bochornoso.

Resulta necesario que el Departamento de Salud permita que se abran los mercados locales, se creen dispensarios, cooperativas, clubs de cannabis y sobre todo el autocultivo entre los pacientes. La decisión sobre el modo de ingerir cualquier medicamento debe ser individual, si acaso, debe dejarse en manos de los médicos y sus pacientes, no a decisiones de malos negocios con el gobierno.

Asimismo, el reglamento está lleno de discrimines y medidas restrictivas que pareciera no se está tratando con una medicina. El uso de la sustancia debe estar abierta para menores de edad y no debe discriminar por antecedentes penales.

Entendemos que la Secretaria tiene el poder de reclasificar el cannabis en la ley de sustancias controladas mayor al estipulado con la intención de poder desarrollar investigaciones con la planta, abrir los mercados y tratar de “liberar” los usos terapéuticos. Además, resulta pertinente que la orden mantenga cierta flexibilidad para que las agencias busquen expertos en políticas públicas y puedan reconocer las distintas maneras de consumo y muchísimas otras condiciones de salud que puedan beneficiarse de la orden ejecutiva.

¿Por qué darle el control de una planta a una farmacéutica? La forma que se ingiere un medicamento es decisión del médico y del paciente, no de malos negocio$ gubernamentales. goo.gl/et3Ou3

Posted by Descriminalización.org on Miércoles, 6 de mayo de 2015

(Actualizada: 3/12/2015) 

Related posts: