Descriminalizando mentes en “Festival comunitario por los Derechos Humanos”

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos” (Art. 1, Declaración Universal).

Como parte de los esfuerzos para concientizar sobre los derechos humanos y los riesgos con los recortes de presupuesto para su implementación, varias organizaciones se reunieron en el casco urbano de Río Piedras para celebrar el “Primer Festival Comunitario por los Derechos Humanos”.

Sobre treinta organizaciones comunitarias, académicas y de profesionales aprovecharon la conmemoración del 68 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos para denunciar como nuestro país ha estado enfrentando las consecuencias de un sistema económico y político que ha desembocado en uno de los periodos de mayores violaciones de derechos humanos de nuestra historia (salud, educación, vivienda, autodeterminación, alimentación, ambiente, entre otros) y cuyo horizonte parece agudizarse ante la presencia cada vez más de políticas sociales y económicas represivas.

Es por ello necesario la convergencia de sectores comprometidos con los derechos humanos como contrapropuesta a estas fuerzas y levantar un diálogo urgente con nuestro pueblo.

Por su parte, la organización Intercambios Puerto Rico se dio la tarea de participar del evento para repartir material informativo sobre la necesidad de cambiar las políticas punitivas y romper con el estigma contra los usuarios de drogas. Con afiches que leían: “La gente que utiliza drogas no pierde sus derechos humanos”, entregando calcomanías y folletos educativos como la “Declaración de No Más Guerra Contra las Drogas”, lxs compañerxs de Intercambios Puerto Rico educaron a centenares de personas que participaron del Festival sobre la necesidad de establecer estrategias salubristas en la Isla.

Con este llamado Intercambios Puerto Rico se hace eco de instituciones como la Organización Mundial de la Salud, ONUSIDA, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, entre otras organizaciones internacionales que han pedido la descriminalización de la posesión y uso de drogas y que se aumenten los programas de reducción de daños en el Mundo.

El “Primer Festival Comunitario por los Derechos Humanos” contó con actividades musicales y educativas, juegos, clínicas de salud, lecturas de cuentos para niños y niñas, proyección de documentales, presentaciones de trabajos investigativos, orientaciones sobre derechos humanos, eventos artísticos, entre otros.

Related posts: