EEUU envía marihuana gratis de por vida a dos residentes de Florida

A pesar de que el gobierno federal prohíbe el uso de marihuana, el gobierno de los Estados Unidos le proporciona cannabis medicinal a dos personas en el estado de la Florida. Desde el 1978, como parte del programa Compassionate Investigational New Drug program, el gobierno federal permite a los pacientes utilizar de manera fumable marihuana cultivada en la Universidad de Mississippi, y se le entregan mensualmente alrededor de 300 cigarros de marihuana a través del correo.

El programa es administrado por el National Institute on Drug Abuse (NIDA) pero está cerrado a nuevos participantes desde el año 1992. La FDA se ha reservado el derecho de presentar cuántas personas que se unieron a este programa siguen vivas. En registros cibernéticos se alegan que son cuatro, incluyendo a dos personas que viven en la Florida: Irvin Rosenfeld y Elvy Musikka.

“El gobierno federal de los Estados Unidos me ha suministrado 10 cigarros de marihuana al día por casi 33 años, no tiene sentido detener a más personas por posesión de marihuana”, dijo Rosenfeld a Fox News, quien comenzó a recibir cannabis medicinal bajo este programa para tratar un trastorno de tumor óseo raro en el año 1982.

Por su parte, la paciente y activista, Elvy Musikka para tratar el glaucoma ha estado en el programa en los últimos 27 años. Sin embargo, Elvy ha estado utilizando cannabis medicinal durante 40 años, en el 1988 fue arrestada. Tras su liberación, Elvy entabló una demanda contra el gobierno federal justificando una necesidad médica. Fue la primera persona en desafiar las leyes anti marihuana medicinal de la Florida en el 1988, tuvieron que pasar otros cinco años para que el estado de la Florida lo aceptara. Actualmente, es la única mujer que sigue recibiendo mensualmente sus 300 cigarros de marihuana en el programa.

Ambos pacientes reciben una lata de marihuana cada mes, y son instruidos para utilizar 10 cigarros de marihuana al día. Los también residentes de la Florida dicen que funciona para ellos, y que en distintas ocasiones han sido detenidos por policías que no son conscientes de su derecho legal de usar y poseer cannabis.

Por tal razón, ambos han sido activistas pro uso de marihuana por décadas y participan frecuentemente en programas de radio, escritos, documentales y conferencias.

 Desde el 1978, Estados Unidos inició el programa investigativo administrado por NIDA, en gran medida como parte de la decisión judicial de la demanda (Robert Randall vs U.S.), cuando luego de ser arrestado Randall, le ganara una demanda a las agencias federales justificando el uso de cannabis por glaucoma.

Aunque, Robert Randall se convirtió en el primer estadounidense en recibir cannabis por parte de las agencias federales, la decisión estuvo llena de controversias y de largos procesos judiciales.

En su mayor apogeo, el programa tuvo treinta pacientes activos. El programa dejó de aceptar nuevos pacientes en el 1992 después que las autoridades de salud pública, en el gobierno de George Bush, llegaron a la conclusión que no tenía valor científico el programa.

Actualmente, quedan cuatro pacientes que tienen los derechos de recibir los beneficios del programa.