EEUU mantiene el cannabis entre las drogas más ‘peligrosas’ y restrictivas

La administración Obama se negó a reclasificar el cannabis dentro de la ley de sustancias controladas del gobierno federal. Esto cuando la oficina antidrogas, U.S. Drug Enforcement Administration (DEA), divulgó su decisión de mantener el cannabis en la lista de las drogas más restrictivas, junto con sustancias como la heroína y la cocaína, aunque flexibilizó la normativa referente a su investigación y cultivo con fines científicos.

El jefe de la DEA, Chuck Rosenberg, sopesó su decisión a las conclusiones de la Administración Federal de Drogas y Alimentos, la agencia federal que alega que la marihuana “carece de uso médico aceptado en los Estados Unidos”. Además alegó que, “sigue siendo muy vulnerable al abuso, por ser la sustancia ilegal más consumida en todo los Estados Unidos”. Por tal razón, la DEA ha determinado que se debe mantener el cannabis en la Clasificación 1 de sustancias bajo la ley de Sustancias Controladas, en una alegada conclusión de que, “los riesgos conocidos del consumo de marihuana no se han demostrado que sean compensados por los beneficios específicos en los ensayos clínicos,” indicó Chuck Rosenberg, director de la DEA.

A pesar de las reformas en los estados con la regulación del cannabis para uso recreativo o medicinal, en las leyes federales el cannabis continúa en la lista de Clasificación I de la Ley de Sustancias Controladas, que incluye la heroína y otras drogas más peligrosas. Según esa clasificación el cannabis no tiene propiedades medicinales. El cambio se proponía, una Clasificación Tipo 2, que permitiera la investigación y reconociera las propiedades medicinales, aunque seguía calificándola como “altamente” adictiva y reduciría las penas por delitos de marihuana.

“Esta decisión no se basa en peligro. Esta decisión se basa en si la marihuana, según lo determinado por la FDA, es un medicamento seguro y eficaz, y no lo es,” alegó Rosenberg. En una carta a gobernadores peticionarios de la reforma, Rosenberg señaló que, “los médicos son responsables de tratar a los pacientes, pero la FDA toma decisiones sobre la seguridad de los medicamentos”. En resumen la DEA determinó, la evaluación de la seguridad y eficacia de los medicamentos es una tarea altamente especializada, y no va a ser la agencia de seguridad federal quien determine la peligrosidad para la regulación del uso médico del cannabis.

Activistas que impulsaron la reclasificación señalaron su descontento con la administración de Barrack Obama. “El presidente siempre expresó que iba a dejar que la ciencia – y no la ideología – dictara la política pública de su administración, pero en este caso está manteniendo un enfoque de ‘guerra contra las drogas’ en vez de mirar la evidencia que existe de que la marihuana tiene muchísimo valor médico”, señaló Tom Angell, presidente de la organización Marijuana Majority. “La mayoría de los estadounidenses apoyan la legalización, y el gobierno federal debe dejar las decisiones regulatorias a los estados,” expresó mediante comunicado.

Sin embargo, los encargados de mantener la prohibición insisten en que apoyan los esfuerzos para avanzar en la investigación científica sobre la marihuana. La DEA dijo que “nunca se ha negado” a la aplicación de investigación para estudios científicos. Las autoridades federales estarán aumentando la cantidad de marihuana disponible para la investigación. “Se abrirán nuevas vías para el mayor número de personas e instituciones para el cultivo de cannabis con fines científicos”, señaló Rosenberg.

En la actualidad, la Universidad de Mississippi es el único sitio en los EE.UU. “Queremos ampliar la disponibilidad, la variedad y disposición del cannabis para los investigadores”, señaló Rosenberg. “Y con la ampliación de información, podría muy bien conducir a una nueva decisión.”

Esta no es la primera vez que se le ha pedido a la DEA que reconsidere la clasificación de la marihuana. En el 2001, 2006 y ahora una década más tarde, la DEA volvió a mantener la clasificación de marihuana en la lista más restrictiva.

 

Related posts: