EEUU otorga $4.8 millones para combatir el uso y los efectos de los opiáceos

El secretario de Salud de los Estados Unidos, Tom Price, anunció mediante una carta al gobernador Ricardo Rosselló Nevares, el desembolso de $4.8 millones para luchar contra la adicción, el uso y los efectos en la salud por el uso de opiáceos en la población puertorriqueña.

El desembolso se realiza como parte del 21st Century Cures Act, aprobado en el 2015 por el Congreso de los Estados Unidos. En la misiva se informó que la ley contempla un segundo desembolso, que será recibido durante el año fiscal 2017-2018.

Price afirmó además que los fondos tienen como meta financiar programas para “aumentar el acceso a servicios médicos, reducir el número de personas que actualmente no reciben asistencia médica y reducir el número de muertes resultado de sobredosis” de esta sustancia.

El Departamento de Salud federal ha priorizado cinco estrategias en la lucha contra del uso y el manejo de los opiáceos: “fortalecer la vigilancia pública, promover la práctica del manejo del dolor, promover la disponibilidad y distribución de los fármacos que revierten las sobredosis y el apoyo a la investigación”.

En aras de lograr avances en las cinco estrategias y asegurar un uso efectivo de los fondos, el doctor Price invitó a la Administración Rosselló Nevares a trabajar en conjunto en la implementación de programas para combatir el uso y los efectos de los opiáceos.

El gobernador alegó que “es parte de nuestro compromiso de política pública tratar la adicción a drogas como una enfermedad. Reconocemos el esfuerzo de nuestro equipo de trabajo en la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico y la Oficina de la Comisionada Residente para lograr que Puerto Rico sea considerado a la hora de que el Gobierno federal asigna fondos del Departamento de Salud federal”, señaló el gobernador Ricardo Rosselló.

Por su parte, el secretario de Salud de Puerto Rico, doctor Rafael Rodríguez Mercado, agradeció la iniciativa de la Administración del presidente Donald J. Trump “al asignar estos fondos para tratar a la población ‘adicta’ a opiáceos en Puerto Rico”.

“Los fondos serán administrados por la Administración de Salud y Contra la Adicción. Nuestro Departamento trabajará de la mano del gobernador Ricardo Rosselló y del secretario Tom Price para identificar buenas prácticas y asegurar un uso eficiente de estos fondos”, explicó el titular de Salud.

En tanto, el director ejecutivo de PRFAA, licenciado Carlos Mercader, sostuvo que “Puerto Rico está recibiendo la cantidad más alta de todos los territorios estadounidenses, recibiendo el resto tan solo $250 mil dólares. Estos fondos son de vital importancia para nuestro sistema de salud, y para la población”.

No obstante, debemos de advertir que los fondos en gran medida vienen destinados para promover la disponibilidad y distribución de los fármacos que revierten las sobredosis y el apoyo a la investigación. Sin embargo, este proyecto aunque ha sido aprobado en dos ocasiones en el Senado, no se ha aprobado en la Cámara de Representantes.

Por lo que le exhortamos al gobernador y a la legislatura se puedan poner de acuerdo para aprobar el Proyecto del Senado 341. No tan solo estaríamos perdiendo millones de dólares en fondos federales, estamos perdiendo la vida de seres humanos que pueden salvarse con un fármaco que se obtiene sin receta médica en gran parte de los Estados Unidos.

Related posts: