Empresa quiere desarrollar cultivos de marihuana en Puerto Rico

Esta “nota” la subimos hace más de un año y, tal parece, la misma compañía que iba a tener el Proyecto de Cannabis Medicinal con el Proyecto de la Cámara 1362 será la misma con la Orden del Gobernador. (Sept. 2015) 

La alegría que nos puede causar las posibles reformas a las leyes de Cannabis no pueden nublarnos la realidad y en estos procesos debemos tener los ojos bien abiertos para que no nos vendan “pasto sintético de gasolinera” por “cripi”. En estos días se anunció con “bombos y platillos” por New York Times, Nasdaq, Caribbean Business y hasta el Metro PR la llegada de GB Sciences Puerto Rico, Inc. una subsidiaria de la compañía de biotecnología e investigación, GrowBLOX Sciences. Una nueva compañía que se podría establecer para desarrollar cultivos de marihuana para usos medicinales, en caso de que se apruebe la legislación PC1362 que de paso a esta industria en la Isla.

Resulta curioso que, no hay un informe positivo de las vistas públicas que se realizaron en la Comisión de Salud de la Cámara, todavía no hay fecha para votación o posible discusión en el Senado, pero ya tenemos una multinacional desde Las Vegas, EEUU marcando territorio o presentando su disponibilidad para instalarse en Puerto Rico. Aunque estos juntes económicos se tendrán que desarrollar, no podemos pasar por desapercibido que, primero las discusiones legislativas tienen que servir en el proceso de la toma de decisiones del ‘pueblo’ junto con las agencias pertinentes, antes de responder a los intereses de una empresa que pretende establecerse en el Caribe.

Por supuesto que esas posibles relaciones comerciales van a surgir para poder desarrollar un mercado que en la Isla “todavía se desconoce”. Pero antes de ese arrebato mercantil que parece causará el cannabis, primero deberíamos aprobar unas reformas conforme a las decenas de personas que se expresaron en Vistas Públicas, las agencias estatales y las organizaciones pertinentes.

Unas decisiones que deben ir antes que cualquier posible interés de una compañía que puede empezar a cabildear, controlar y hasta monopolizar los usos, cantidades y maneras de utilización de la planta. No podemos olvidar que han habido reformas a las leyes de marihuana medicinal que limitan el THC o sus formas de consumo a sólo pastillas, aceites y donde prácticamente uno se tiene que estar muriendo para poder ser elegible medicamente para utilizar la planta ahora controlada por los estados y las compañías que a estos les interese.

Asimismo, sorprende tanta disponibilidad del exterior cuando las reformas de cannabis para uso medicinal y recreativo en EEUU se han caracterizado por el interés del desarrollo local. Donde el negocio interestatal e internacional se ve prácticamente imposibilitado. A pesar que hay estados vecinos con leyes que permiten el uso cannabis medicinal, el mismo Canadá que sus cosechas de cannabis no dan abasto, están imposibilitados de comercializar con los estados de EEUU que posibilitan los cultivos. Pero como ha sido la costumbre comercial de EEUU con la Isla, ya la empresa ve a Puerto Rico “con una ubicación geográfica privilegiada para la distribución y exportación de productos de marihuana medicinal.”

La empresa nombró a José A. Axtmayer Balzac como presidente de GB Sciences Puerto Rico, según su comunicado, un abogado que ha ejercido la práctica legal por los pasados 30 años en Nueva York y Puerto Rico. Quizás vale la pena añadir que sus apellidos son bastante reconocidos entre los partidos y personajes políticos puertorriqueños.

Algo que nos llena de suspicacia cuando en los procesos de Vistas Públicas se rumoraba que era una sola la compañía la que iba manejar la marihuana medicinal en Puerto Rico. Además de las cifras del gobierno que, sin haber aprobado la ley, ya pretende recaudar $5 millones según documentos oficiales de la Oficina de Gerencia y Presupuesto, con el Proyecto de la Cámara 1362.

Por cierto, si estos son los números que le vendió la compañía “multinacional” el nivel de recaudo es bastante bajo. En tiempos de crisis y ante las posturas comerciales que tienen estas regulaciones deberíamos considerar que se regule el mercado total. Les aseguro que será muchísimo más que 5 millones de dólares de recaudo.

Como hemos dicho antes, las reformas a las leyes de cannabis debe ser mucho más beneficioso que cambiar de un “punto de drogas”. Además, si queremos desarrollar el mercado, primero aprobemos unas regulaciones que nos satisfagan, veamos con qué recursos contamos y luego, si es necesario, busquemos los servicios de estas empresas. Les aseguramos que esta es la primera compañía de muchas que seguirán apareciendo en el Caribe. Sin embargo, dentro de un sistema regulador tendremos que desarrollar un mercado local justo donde la planta no sea controlada por meros intereses económicos. Por esta razón es necesario seguir insistiendo en el derecho del auto cultivo que deben tener los pacientes.

Ya son 23 de los estados de los Estados Unidos y Washington DC que han legislado para permitir el uso medicinal. Aunque mayormente es recetada para dolores crónicos su potencial terapéutico sigue creciendo en la medicina. Irónicamente, el gobierno de EEUU tiene la patente 6,630,507 sobre la marihuana. Donde declara que los canabinoides son útiles en el tratamiento de enfermedades del sistema inmunológico, Parkinson, demencia a causa de Alzeheimer y HIV y traumas, entre tantos otros usos.

Véase: “Posibles traqueteos con marihuana medicinal

Related posts: