Encuesta: 68% de los canadienses favorecen la legalización del cannabis

Casi siete de cada diez de los canadienses expresaron estar a favor con el plan del gobierno de legalizar la marihuana y la mitad de encuestados opinaron que los usuarios deberían de ser capaces de cultivarla en sus propios hogares, según el estudio realizado por The Globe and Mail y Nanos Research.

La legalización de la venta de marihuana ha sido un proyecto del primer ministro, Justin Trudeau, desde que era legislador y líder del Partido Liberal en el 2013.

Trudeau designó al exjefe de la policía de Toronto, Bill Blair, para que encuentre el mecanismo ideal para gestionar la regulación. Algunos de los sitios que se consideran pudieran vender y servir de reguladores lo serían farmacias, las tiendas de licores o establecimientos específicos.

La encuesta también encontró que los canadienses preferirían que el cannabis se venda en dispensarios o farmacias en lugar de tiendas de licores, que es la opción preferida por la gobernadora de Ontario, Kathleen Wynne. El propósito del actual gobierno es “legalizar, regular y restringir” el consumo de cannabis en el país para alejarla de los adolescentes que la consumen ilegalmente.

Decidir quién va a vender y regular legalmente la marihuana será una decisión que impactará la economía canadiense. La mayor cadena de farmacias de Canadá está explorando la posibilidad de entrar en el negocio de la venta y distribución de marihuana con fines médicos. Y por otra parte, las tiendas de licores se presentan como el destino idóneo argumentando que ya tienen experiencia en la venta de sustancias controladas a clientes adultos.

En la encuesta participaron mil canadienses y se encontró que la 68% de ellos apoya la legalización de la marihuana. Los canadienses de Columbia Británica se mostraron más convencidos de esta legalización con un 75%, seguidos de Ontario con 70.8%, Quebec con 68.1% y las provincias del Atlántico con 67.5%.

Una gran preocupación expresada por el 51% de los encuestados es el hecho de que la legalización conduzca a un aumento del consumo de la droga en menores de 21 años. Sin embargo, 57% del total de participantes en este sondeo no están de acuerdo en que la marihuana es una “droga de entrada” que conduce a sustancias más dañinas, en comparación con el 40% que está de acuerdo con esta declaración que no ha sido probada.

La encuesta aleatoria fue realizada hace dos semanas por teléfono y en línea, y ofrece un margen de error +/-  3.1%.

 

Related posts: