Es hora de admitir que nos equivocamos

Por: Selena Nadal Méndez / UPR Río Piedras 

Tomando en cuenta que en Estados Unidos ya 23 estados han aprobado oficialmente el uso medicinal de la marihuana[1] y que, recientemente Colorado, Washington D.C. y Uruguay han legalizado su uso recreacional, podríamos decir que este ha sido un gran año para la lucha por su legalización. Pero incluso cuando se proyecta que más estados seguirán los pasos de Colorado[2], es necesario preguntarnos: ¿por qué no se está haciendo el mayor esfuerzo por explotar los beneficios de esta increíble planta?

Aunque toda la vida nos han dicho que la marihuana abre las puertas a la adicción de sustancias más fuertes como la heroína y el crack, poco a poco se ha ido desmitificando este argumento[3]. Sin embargo, el estudio de los efectos del cannabis en el cuerpo ha sido constantemente obstaculizado por el hecho de que, a pesar de que por miles de años la marihuana había sido recetada para tratar incontables padecimientos médicos, en 1937, por razones que merecen un artículo aparte, el gobierno de Estados Unidos decidió ilegalizarla. En 1970 la marihuana fue clasificada como “Schedule I controlled substance”, lo que para el gobierno federal significa que tiene un alto potencial de abuso y ningún valor medicinal[4]. Poco a poco se ha ido comprobando que esto no es cierto, pues la marihuana resulta menos adictiva que drogas legales como el alcohol y el cigarrillo[5].

A medida que nuevas oleadas de evidencia salen a la luz, cada vez son más las personas que se abren a la posibilidad de ver la marihuana como medicina y según recientes encuestas[6], la opinión pública se ha ido moviendo a favor del cannabis. Incluso el doctor Sanjay Gupta, corresponsal médico en jefe de la cadena CNN, se ha disculpado públicamente por haber influenciado erróneamente la opinión pública sobre la marihuana. En el artículo “Why I Changed My Mind On Weed”, publicado por CNN, Gupta hace unas importantes declaraciones:

I apologize because I didn’t look hard enough, until now. I didn’t look far enough. I didn’t review papers from smaller labs in other countries doing some remarkable research, and I was too dismissive of the loud chorus of legitimate patients whose symptoms improved on cannabis.

I mistakenly believed the Drug Enforcement Agency listed marijuana as a schedule 1 substance because of sound scientific proof.[7]

Hace un año Gupta lanzó un reportaje especial titulado “Weed[8], en el que entrevista a expertos médicos, cultivadores de marihuana y pacientes para los que esta planta es la única medicina que funciona. En Colorado conoció a Charlotte Figi, una niña de 7 años que comenzó a tener convulsiones cuando tenía tan solo tres meses de edad. A los tres años Charlotte ya sufría de 300 ataques al mes, a pesar de encontrarse bajo los efectos de siete medicamentos distintos. No fue hasta que la niña había perdido la capacidad de caminar, comer, hablar, y que los doctores sugirieron que se le colocara dentro de un estado de coma inducido para darle descanso a su pequeño y maltrecho cuerpo, que la desesperación de sus padres los llevó a tratar lo previamente impensable: ofrecerle marihuana a su hija de cinco años.

Los Figi obtuvieron la ayuda de una familia de cultivadores que había desarrollado una cepa de cannabis muy baja en THC (el componente activo responsable de los efectos psicológicos asociados al uso del cannabis)[9]. Esta permite al usuario obtener los beneficios médicos del cannabis experimentando poco o nada de sus efectos recreativos. Utilizando el aceite extraído de esa cepa, que en su honor ahora lleva el nombre “Charlotte’s Web”, la pequeña logró reducir su cantidad de convulsiones a tan solo dos o tres al mes. Esto representa la impresionante reducción de un 99% en la cantidad y severidad de sus ataques, algo que ninguna otra medicina o tratamiento en el mundo fue capaz de hacer. Ahora Charlotte continúa desarrollándose normalmente, habla y hasta corre bicicleta. Actualmente más de 40 niños en Colorado consumen aceite de “Charlotte’s Web” para tratar epilepsia[10].

Y no se trata solo de ataques epilépticos, la marihuana puede proporcionar innumerables beneficios contra una variedad de enfermedades, desde depresión, epilepsia, anorexia, glaucoma y hasta los más fuertes tipos de cáncer, por mencionar tan solo algunos ejemplos. De hecho, el uso del cannabis ha probado ser un gran aliado contra el cáncer[11] y de flexibilizarse su uso, quizá sería posible adelantar el desarrollo de una cura. El doctor Tod Mikuriya, especialista en marihuana medicinal, ha reportado más de 200 usos médicos del cannabis[12], que se pueden dividir en seis categorías amplias:

  • Anti-náuseas y estimulante del apetito
  • Antiespasmódico y anticonvulsivo
  • Analgésico (alivio contra el dolor)
  • Ansiolítico (alivio contra la ansiedad) y antidepresivo
  • Substituto menos dañino a adicciones al alcohol, opiáceos y otras drogas peligrosas
  • Aplicaciones misceláneas como glaucoma y asma

Al menos la administración de Barack Obama ha estipulado que el gobierno federal dejará de interferir con leyes estatales relacionadas al uso de marihuana, pero la negativa de la Drug Enforcement Agency (DEA) y la Food and Drug Administration (FDA) a reclasificarla limita enormemente las posibilidades de que se realicen más investigaciones que nos ayuden a entender cómo los componentes del cannabis funcionan en nuestro sistema. A pesar de todo el dinero, tiempo, esfuerzo y las miles de vidas perdidas en una fallida “guerra contra las drogas”, las agencias pertinentes parecen no poder o no querer aceptar el costoso error de perpetuar la ilegalidad de una planta de tan valiosos recursos médicos, económicos y ecológicos. Un error que se hace más grave en un país como Estados Unidos, donde cada 19 minutos alguien muere por sobredosis de medicamentos recetados,[13] pero se continúan tronchando vidas en la cárcel (a un altísimo costo social y económico[14]) por el consumo de una planta que a pesar del récord histórico de ni un solo caso de sobredosis, continúa siendo ilegal.

Un gran sector de políticos en nuestra Isla permanece en esa misma onda conservadora, oponiéndose a un proyecto aprobado en el Senado que hubiera descriminalizado la posesión de hasta 14 gramos de marihuana seca. Algunos hicieron pública su oposición a la medida pero no han presentado datos que evidencien sus argumentos. El legislador por el Partido Nuevo Progresista June Rivera, por ejemplo, demostró su poco conocimiento sobre el tema al citar una sátira publicada en el Daily Currant[15] (un conocido blog de sátiras políticas) para justificar su oposición a la medida. El legislador demostró ignorancia sobre el tema y dejó entrever que no leyó seriamente el artículo antes de utilizarlo como argumento, lo que rápidamente le trajo el ridículo en las redes sociales[16]; pero más importante aún, puso en evidencia la nefasta tendencia de la que son culpables muchos de nuestros políticos al tomar decisiones sesgadas y desinformadas sobre temas de gran importancia que pueden afectar positiva o negativamente la vida de los puertorriqueños.

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que la situación se debe en cierta medida a presiones de la industria farmacéutica para no perder millonarias ganancias, pero lo cierto es que la raíz de la controversia está en la ignorancia. Debemos enfilar cañones para destruir la ignorancia, la desinformación y demonización que existe alrededor de esta planta. Ya son demasiados los pacientes estigmatizados, demasiadas las personas tras las rejas por consumir lo que demuestra ser una medicina natural. Ya es hora de desechar concepciones equivocadas y comenzar a apoyar investigaciones que nos ayuden a explotar los beneficios médicos del cannabis. Ya es hora de admitir que nos hemos equivocado con la marihuana. 

Trabajos citados (orden alfabético)

Arkowitz, H., & Lilienfeld, S. (2012, March 1). Experts Tell the Truth about Pot. Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/8MzC1S

CDC Grand Rounds: Prescription Drug Overdoses — a U.S. Epidemic. (2012, January 13). Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/mvqs0u

Controlled Substance Schedules. (n.d.). Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/24de6m

Cox, L. (2014, July 23). What is THC? Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/0nNOgy

Daily Currant. (2014, January 2). Marijuana Overdoses Kill 37 in Colorado On First Day Of Legalization. Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/d9NcVH

Fergusson, D. M., Boden, J. M., & Horwood, L. (2006). Testing The Cannabis Gateway Hypothesis: Replies to Hall, Kandel et al. and Maccoun (2006). Addiction, 101(4), 470-476.

Fonseca, J. [Jay Fonseca]. (2014, January 6). El Legislador Burlado. [Facebook photo]. Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/KE4DpM

Gieringer, D., & Rosenthal, E. (2008). Medicinal Uses of Marijuana. In Marijuana medical handbook: Practical guide to the therapeutic uses of marijuana (Revised/Expanded ed., p. 39). Oakland, Calif.: Quick American.

Gupta, S. (2013, August 9). Why I Changed My Mind On Weed. Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/CoA1nG

Gupta, S. (Correspondent) & Dunst, M. (Writer). (2013). Weed: Dr. Sanjay Gupta Reports [News Documentary]. United States. CNN.

Motel, S. (2014, April 7). 6 facts about marijuana. Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/W2aMSt

ProCon.org. (2014, July 31). 23 Legal Medical Marijuana States and DC. Retrieved August 17, 2014 from http://goo.gl/YWfUvG

Teichner, M. (2012, April 23). The cost of a nation of incarceration. Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/6pqvDc

Walia, A. (2013, August 23). 20 Medical Studies That Prove Cannabis Can Cure Cancer. Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/Ipkg5m

Wing, N. (2014, April 18). These States Are Most Likely To Legalize Weed Next. Will You Have A Happier 4/20 In 2015? Retrieved August 17, 2014, from http://goo.gl/UOHk8I

 

[1] ProCon.org. (2014, July 31). 23 Legal Medical Marijuana States and DC.

[2] Wing, N. (2014, April 18). These States Are Most Likely To Legalize Weed Next. Will You Have A Happier 4/20 In 2015?

[3]Fergusson, D. M., Boden, J. M., & Horwood, L. (2006). Testing The Cannabis Gateway Hypothesis: Replies to Hall, Kandel et al. and Maccoun (2006). Addiction, 101(4), 470-476.

[4]Controlled Substance Schedules. (n.d.).

[5]Arkowitz, H., & Lilienfeld, S. (2012, March 1). Experts Tell the Truth about Pot.

[6]Motel, S. (2014, April 7). 6 facts about marijuana.

[7]Gupta, S. (2013, August 9). Why I Changed My Mind On Weed.

[8]Gupta, S. (Correspondent) & Dunst, M. (Writer). (2013). Weed: Dr. Sanjay Gupta Reports [News Documentary]. United States. CNN.

[9]Cox, L. (2014, July 23). What is THC?

[10]Gupta, S. & Dunst, M. (2013), op. cit.

[11]Walia, A. (2013, August 23). 20 Medical Studies That Prove Cannabis Can Cure Cancer.

[12]Gieringer, D., & Rosenthal, E. (2008). Medicinal Uses of Marijuana. In Marijuana medical handbook: Practical guide to the therapeutic uses of marijuana (Revised/Expanded ed., p. 39). Oakland, Calif.: Quick American.

[13]CDC Grand Rounds: Prescription Drug Overdoses — a U.S. Epidemic. (2012, January 13).

[14]Teichner, M. (2012, April 23). The cost of a nation of incarceration.

[15] Daily Currant. (2014, January 2). Marijuana Overdoses Kill 37 in Colorado On First Day Of Legalization

[16]Fonseca, J. [Jay Fonseca]. (2014, January 6). El Legislador Burlado. [Facebook photo]

Related posts: