Escuelas de NYC otorgarán “warning cards” por posesión de marihuana

Las escuelas de la Ciudad de New York están ponderando colocar la educación por encima de los castigos policiales.  Los funcionarios de las escuelas de NYC están ampliando los programa de avisos o “warning cards” donde los estudiantes reciben cartas en casa de sus padres, en lugar de citaciones criminales, por pequeñas cantidades de marihuana o cargos por conducta desordenada.

El alcalde De Blasio comenzó aprobando una iniciativa en el otoño de 2015 en 37 escuelas en el Bronx y la amplió a 71 escuelas en toda la ciudad en 2017. Pero a partir de septiembre, el programa de avisos, que se aplica a los estudiantes de 16 años en adelante, se utilizará en todas las escuelas secundarias de la ciudad, lo que podría beneficiar a más de 200 mil niños y niñas en más de 400 escuelas.

La portavoz del Departamento de Educación de la ciudad, Toya Holness, dijo que permite que los estudiantes asuman la responsabilidad de sus acciones, sin exponerlos al sistema de justicia penal.

“El programa de tarjetas de advertencia mantiene a los estudiantes en el aula, donde están aprendiendo, sin dejar de responsabilizarlos y ayudarlos a abordar la causa raíz de su comportamiento”, explicó Holness.

Por su parte, el Rubén Beltrán, Subjefe de Seguridad Escolar del Departamento de Policía de Nueva York, dijo que el programa ayuda a la policía a establecer relaciones con los estudiantes. “El programa de advertencia brinda la oportunidad para que los miembros del servicio trabajen junto con los administradores escolares para corregir el comportamiento problemático”, agregó.

El NYPD y las autoridades escolares no brindan datos sobre los avisos escolares y la ciudad instruyó al personal de la escuela a no mantener registros de las tarjetas de advertencia.

Las estadísticas de delitos escolares para el segundo trimestre de 2018 publicadas por el Departamento de Educación y el NYPD muestran una disminución del 7.5% en los principales delitos en las escuelas en comparación con el mismo período en 2017.

Los principales crímenes en las escuelas han estado disminuyendo durante años, pero los indicadores de seguridad varían por zonas escolares.

Fuente: NYDailyNews