Estados Unidos permitirá la legalización en los estados

Como quizás algunos no esperaban, la administración Obama ha anunciado que no impedirá las leyes estatales aprobadas en 2012 que permiten el consumo recreativo de cantidades de marihuana en los estados de Washington y Colorado, según divulgó el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder. De este modo, el gobierno federal permitirá que Colorado y Washington desarrollen su marco legal interno para el consumo de marihuana con fines recreativos.

Sin embargo, se reserva el derecho de presentar una demanda si considera que se violan normas federales. Pese a las decisiones estatales y que sobre una veintena de estados mantienen reformas sobre el uso de la marihuana. La planta continúa siendo una sustancia ilegal y perseguida por las autoridades federales.Eric Holder

La decisión representa un paso importante para las personas que entendemos que prohibición de la marihuana debe acabar. En comunicado de prensa, la organización Marijuana Policy Project considera que el acto es “una clara señal de que los estados son libres de determinar sus propias políticas respecto a la marihuana”.

El memorándum del Departamento de Justicia enumeró las áreas prioritarias para la implantación de leyes estatales relacionadas con este cambio de política pública. Estas van desde prohibir la venta de marihuana a menores de edad, establecer controles para evitar que los ingresos de ventas se usen para financiar empresas criminales, hasta evitar el desvío de marihuana fuera de los estados donde es legal. Asimismo, una de las áreas de mayor prioridad es evitar que se usen las actividades autorizadas por las leyes estatales como pantalla para cubrir el tráfico de drogas ilegales y prevenir la violencia y el uso de armas ilegales en el cultivo y distribución de la marihuana. Los ocho puntos principales además incluyen la prohibición a conducir bajo los efectos de la droga, evitar el cultivo de la planta en terrenos públicos y prohibir la posesión de marihuana en propiedad federal.

A pesar de la mano dura de la que insisten las autoridades existe un cambio de actitud en la población estadounidense para quitar la prohibición del uso de la marihuana. Una encuesta de marzo del Pew Research Center encontró que casi tres de cada cuatro estadounidenses (72%) cree que los esfuerzos para hacer cumplir las leyes de marihuana cuestan más de lo que valen. Y el 60% dijo que el gobierno federal no debe hacer cumplir las leyes federales que prohíben el uso de la marihuana en los estados donde es legal. Por lo que es tiempo que los políticos pongan oído en tierra.

may08

Related posts: