Expertos en medicina exigen reformar políticas y regular los mercados

Un grupo de expertos de la Universidad Johns Hopkins y la reconocida revista médica “The Lancet” publicaron un informe haciendo un llamado para reformar las políticas de drogas, se descriminalicen la posesión y se regulen mercados. Citando un creciente consenso científico sobre los fracasos de la ‘guerra al contra las drogas’, los expertos exhortaron a otros países y a los estados de Estados Unidos a “avanzar gradualmente hacia la regulación de los mercados y aplicar métodos científicos para su evaluación.”

El informe se produce semanas antes de la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU en materia de drogas (UNGASS) que se celebrará la tercera semana de abril en las Naciones Unidas, donde los países miembro se reevaluarán el último medio siglo de la política de drogas. Y muchos tienen las esperanza de trazar un nuevo enfoque centrado en la salud pública de los países.

En una extensa revisión de las políticas global de drogas, los expertos Hopkins y de la revista The Lancet concluyeron que, “las políticas destinadas a prohibir o suprimir las drogas han contribuido directa e indirectamente a la violencia, la transmisión de enfermedades, discriminación, el desplazamiento forzado, la injusticia y el menoscabo de los derechos a la salud“.

Entre algunos de los casos más impresionantes el informe menciona: El “sorprendente aumento” de homicidios en México desde que el Gobierno decidió militarizar su respuesta al tráfico de drogas en el 2006. El aumento ha sido tan grande que los expertos han tenido que revisar a la baja esperanza de vida en ese país.

El “uso excesivo” de encarcelamiento como medida de control de drogas, que los expertos identifican como el “mayor contribución” a tasas más altas de infección por VIH, hepatitis C y tuberculosis entre los consumidores de drogas; las marcadas desigualdades raciales en la aplicación de la ley de drogas, particularmente en los Estados Unidos. Y violaciones de derechos humanos derivadas de las medidas de control de drogas, incluyendo un aumento en la tortura y el abuso de prisioneros por drogas.

Recomendaciones para terminar con la guerra contra las drogas

  • Descriminalización: eliminar las penas carcelarias por los delitos menores no violentos así como el uso, posesión y venta a pequeña escala. Ayuda a fortalecer las alternativas de salud y sociales.
  • Reducir la violencia y la discriminación en el ámbito policial: eliminar el uso de fuerzas militares para a tratar asuntos de drogas, orientar la actuación policial hacia los criminales más violentos, permitir la posesión de jeringuillas, eliminar la discriminación racial y étnica en el enfoque policial.
  • Reducción de daños: Incentivar estrategias de reducción del daño asociado al consumo de drogas como los programas gratuitos de intercambios de jeringuillas.
  • Tratamiento para los usuarios de drogas inyectables: Priorizar el tratamiento contra tuberculosis, VIH y hepatitis para esta población. Así como facilitar tratamientos contra la dependencia.
  • Políticas de género: reducir el impacto negativo de las políticas de drogas con mayor atención en las necesidades de las mujeres y sus familias.
  • Producción de cultivos: El control de cultivos debe tener en cuenta la salud. Se debe detener la fumigación con herbicidas tóxicos.
  • Mejorar la investigación: Se debe diversificar los fondos de investigación para evitar influencias ideológicas.
  • Gobernanza de Naciones Unidas: Naciones Unidas debe mejorar su gobernanza frente al tema de drogas.
  • Mejores indicadores: Indicadores de salud, desarrollo y derechos humanos deben ser considerados a la hora de evaluar las políticas contra las drogas.
  • Regular mercados: Moverse gradualmente hacia mercados regulados de drogas basados en el método científico para su evaluación.

All drugs should be decriminalized, according to top medical experts

Posted by NowThis Weed on lunes, 28 de marzo de 2016

 

Negarle la medicina a un enfermo va en contra de los derechos humanos… http://goo.gl/Ud7csM

Posted by Descriminalización.org on miércoles, 28 de mayo de 2014

Fuentes: HUB, El Espectador, John Hopkins