Expresiones ante ‘indulto’ de Jeremy Ruiz Tomassini

¡Enhorabuena! Primero que nada, tenemos que reconocer al gobernador de Puerto Rico por haber tomado la decisión correcta en indultar a Jeremy Ruiz Tomassini.

Aunque muchos consideramos que, ‘una justicia tardía se convierte en una injusticia’. La realidad es que, el joven aguadillano, por el supuesto ‘delito’ de posesión de marihuana, podría haber cumplido más años en prisión. Por tal razón, tenemos que elogiar la decisión del gobernador en reconocer que este caso nunca debió haber llegado a los tribunales, mucho menos a prisión, y que por fin indultó a Jeremy.

Pero esa decisión no se puede percibir como un mero acto de buena voluntad del gobernador. Este indulto es un triunfo de mucha gente que ha puesto su empeño en educar y despertar a este pueblo en que no debe existir más presos por marihuana, son décadas de gente luchando por un cambio. Pero muy en especial, hay que felicitar a la familia Ruiz Tomassini que tuvo la entereza de salir a defender a su hijo.

Incluso, sentimos este indulto como un triunfo muy nuestro, ya que en Descriminalizacion.org lo trabajamos con mucho empeño. Nuestra entrevista a la familia tuvo un alcance por nuestras redes sociales de cientos de miles personas. Incluso, logró que su compañero de clases, Melvin Villanueva, decidiera defenderse en corte y saliera no culpable.

Sin embargo, las lágrimas derramadas por las familias aguadillanas eran completamente innecesarias.

Por tal razón, este indulto debería ser un mensaje a que NO nos podemos conformar a las ‘buenas voluntades’ de los políticos y tenemos que cambiar las leyes antidrogas de Puerto Rico. Nadie debe ir a prisión por el uso de sustancias controladas. Mucho menos por el uso de marihuana, una sustancia menos dañina que el tabaco y el alcohol que ya son regulados por el estado.

Ir preso por la mera posesión de marihuana es un acto inhumano e indignante, más aún, en un país en crisis económica que prefiere encarcelar a jóvenes en vez de enfocarse en la educación y prevención del uso problemático de sustancias.

Cualquier ley tiene que estar basada en evidencia científica y derechos humanos. Hace dos décadas, agencias federales señalan que de cada 10 personas que consumen marihuana menos de una puede sufrir dependencia, y es mayormente sicológica, parecida a la nicotina. Según encuestas de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) del 2012, el 12.4% de los adolescentes en edad escolar ha utilizado marihuana y 48% ha utilizado alcohol.

Por tal razón, mientras exista un prohibicionismo y no se creen modelos de reducción de daños que regule el uso del cannabis serán muchos los jóvenes –y no tan jóvenes- que pueden ser acusados de un artículo 411 de posesión de marihuana en un espacio recreativo. Por eso resulta necesario que nos enfoquemos en la educación, prevención y la aceptación de los usuarios, creando una legalización de los mercados, garantizando el autocultivo, y formas baratas y seguras de consumo.

En el caso de Jeremy fueron años de prisión y procesos judiciales, un castigo injusto y desproporcionado para una “falta” que se paga con multas y un curso de ‘uso problemático de drogas’ en cualquier estado de los Estados Unidos. Incluso, su indulto contiene restricciones excesivas que rayan más en una reclasificación de condena que una clemencia.

Para concluir, y no perder la esencia de nuestro mensaje, el gobernador tomó la decisión correcta, somos muchos los que estamos agradecidos y veníamos exigiéndolo a gritos, pero hace falta mucho más.

¿Cuáles son tus prioridades? ¿Educación? ¿Prevención? #Niundíadecárcel goo.gl/cPSJwk

Posted by Descriminalización.org on lunes, 23 de marzo de 2015