Gobernador de Puerto Rico autoriza el uso medicinal de cannabis

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, firmó una orden ejecutiva solicitando a la Secretaria del Departamento de Salud autorice el uso medicinal de algunas o de todas las sustancias controladas o componentes derivado del cannabis.

“La salud es un derecho fundamental de todo ciudadano y ciudadana que reside en este país. La prestación de servicios de salud se nutre diariamente de nuevos avances y acercamientos tecnológicos para el tratamiento de las enfermedades que aquejan a las poblaciones,” expresó la orden ejecutiva. A la vez que se presentó distintas agencias federales y los estados que reconocen el valor terapéutico de la planta del Cannabis en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades debilitantes.

Estas investigaciones avalan el uso de dicha planta para “el alivio del dolor neuropático causado por la esclerosis múltiple, el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH/SIDA); el glaucoma; el Alzheimer; la epilepsia; la migraña; la esclerosis múltiple; el Parkinson y; otras enfermedades que a menudo no responden a los tratamientos convencionales,” expresa la orden, como predeterminando que esas serán las enfermedades que se podrían tratar con cannabis en Puerto Rico.

La orden ejecutiva solicita a la Secretaria del Departamento de Salud rendir en el término de tres meses un informe en el que detalle los esfuerzos realizados en cumplimiento con esta Orden, así́ como los resultados obtenidos y el plan de trabajo a seguir.

El Artículo 201 de la Ley Núm. 4, le confiere la facultad a la Secretaría de Salud para intervenir ampliamente en materia de sustancias controladas. Dicha autoridad le permite aprobar mediante reglamento u orden, el añadir una sustancia controlada a las cinco clasificaciones ya establecidas, transferir de una a otra clasificación cualquier droga u otra sustancia o, eliminar cualquier droga u otra sustancia de las clasificaciones, si determina que la misma no reúne los requisitos para su inclusión en clasificación alguna. De igual forma la Ley Núm. 67, conocida como “Ley de la Administración de Salud Mental y Contra la Adicción”, dispone que la Secretaria de Salud tiene la facultad de autorizar a distribuir, dispensar, fabricar y prescribir sustancias controladas para uso médico.

Por tales razones, el gobernador puede resolver el tranque que surgió en el pasado con el Proyecto 1362 que se quedó engavetado en la Cámara de Representantes y que vislumbraba un proyecto piloto de investigación-clínico con cannabis. Sin embargo, ahora el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, considera que la autorización del uso medicinal de las sustancias controladas o componentes derivados de la planta cannabis le parece un paso en la dirección correcta. “Estoy a favor de esta determinación de avanzada en apoyo a todos los pacientes que padecen enfermedades médicas crónicas, sus familiares y cuidadores,” señaló Perelló.

Asimismo, el presidente de la Cámara expresó que su madre sufrió de esclerosis múltiple y cáncer donde la marihuana puedo haber ayudado en el tratamiento. “Se ha evidenciado que la utilización de estas sustancias o componentes, de manera controlada, puede apoyar el tratamiento médico tradicional de algunas condiciones médicas crónicas. Uno de los beneficios que más reportan los pacientes al combinar estas sustancias con su tratamiento médico es el alivio del dolor físico, lo que representa una mejoría en su calidad de vida.”