“Gracias por nada…”

El Presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, se despidió de los puestos de poder en la legislatura de Puerto Rico, y consideramos una buena oportunidad para recordar con nuestros “post” lo que ha sido sus posturas ambivalentes con las reformas a las políticas de drogas en Puerto Rico.

Perelló es uno de esos políticos que los visualizamos como las “guasimillas” que “apoyaban las medidas pero no la empujaban” ni sabían defender el llamado del pueblo ni de sus compañeros de partido a favor de las reformas. Incluso, sus expresiones eran a cuenta gotas, permitió parar las medidas descaradamente, y cuando salía dizque a defender les faltaban argumentos y, en repetidas ocasiones, quizás estratégicamente solía confundir conceptos lo que terminaba tergiversando la prensa y los opositores de la medida.

Sin embargo, desde principio del cuatrienio los propios compañeros de su partido, nos lo describieron como un político que no iba hacer nada por reformar las políticas de drogas. Ni cualquier acto que afecte al que lo sustituye y quien era el vicepresidente de la Cámara, Roberto Rivera Ruíz, representante del distrito 39: Carolina y Trujillo Alto (incluye Barrio Saint Just, bastión de Hogares Crea).

Por tales razones, no es extraño que la Cámara de Representantes no se pudiera poner de acuerdo para apoyar proyectos como despenalizar la mera posesión de cannabis, la medicalización o la “Ley para la Prevención de Muertes por Sobredosis de Opioides de Puerto Rico”.

Para finalizar, y aunque no son nuestros asuntos las politiquerías ni opinar de un juicio de venta de influencias y otros chanchullos del bipartidismo puertorriqueño. No podemos ignorar que mientras se daban las fiestecitas de recogida de fondos en las mansiones de Aguadilla, caso de Anaudi Hernández, había una policía cuasi militar de ese mismo municipio persiguiendo a estudiantes por estar compartiendo un moto. No olvidemos los casos de Jeremy Ruiz Tomassini y de Melvin Villanueva, un acto que sería una multa y un regaño con sus padres si la Cámara hubiera aprobado el Proyecto de Despenalización, terminó en años de cárcel y en un atropello a unos adolescentes.

Los dejamos con algunos ‘post’ que resumen lo que ha sido las posturas de Jaime Perelló; mientras tanto, le decimos… “gracias por nada”:








Related posts:

  • Lorenzo Annielou

    hay que sacar este tipo de escoria de nuestra isla,pero yaa!