Impugnan contrato para el rastreo de ‘cannabis medicinal’ en Puerto Rico

Nuestros gobiernos se caracterizan por “ser más papista que el papa” y en cuadrar los peores negocios que termina pagando el pueblo, y con el cannabis no será la excepción. Por lo que no es extraño, se pretenda establecer un sistema de rastreo de cannabis restrictivo y que encarece el producto. Por supuesto, entendemos que en ocasiones para servicios médicos e investigaciones especializadas se debe mantener un control y garantía de calidad. Sin embargo, no podemos limitar los beneficios terapéuticos de una planta a los malos negocios que quiera establecer el gobierno.

En Puerto Rico la subasta del rastreo de cannabis de “la semilla a venta” se le otorgó el pasado mes a BioTrackTHC, un especialista en tecnología que recibió el puntaje más alto en la subasta del contrato de “Cannabis Seed-to-Sale Software del gobierno de Puerto Rico”.

Según la compañía, “el Departamento de Salud de Puerto Rico enfrenta la tarea increíblemente desafiante de lanzar una nueva industria regulada sin precedentes,” expresó Patrick Vo, CEO de BioTrackTHC. “Estamos muy agradecidos por el voto de confianza a BioTrackTHC del Departamento y anticipamos con mucho entusiasmo trabajar con ellos y apoyar los esfuerzos de la Isla en desarrollar un programa de cannabis medicinal  que sea sano y transparente, que provea acceso seguro a los pacientes y que genere un mercado laboral”.

Puerto Rico será el primer cuerpo de gobierno en el Caribe y América Latina en obtener una solución tecnológica para manejar su programa de cannabis medicinal.

“Creamos un equipo increíble de gerentes de proyecto, entrenadores y especialistas técnicos para proveer el mayor sistema de soporte posible,” señaló Rafael Sabbagh, Gerente de Operaciones de BioTrackTHC. “Anticipamos con mucho entusiasmo poder compartir la experiencia que hemos ganado en otros estados de lanzar sistemas similares, mientras aprendemos de los operadores locales durante este momento emocionante.”

Sin embargo, otra empresa que compitió en la subasta, la compañía MJ Freeway LLC presentó una petición impugnando la participación de BioTrackPR. Estos piden la paralización con una alegación relacionada al menor postor y otra que alude a  antecedentes penales de uno de los directivos de la entidad.

Según uno de los principales medios, MJ Freeway expuso en ese escrito que BioTrackPR obtuvo indebidamente su certificación de inscripción en el Registro Único de Licitadores, requisito clave para optar por presentar una propuesta al gobierno y optar por la subasta, porque mintió en la información provista. La entidad se refiere a que su competidor mintió en su solicitud, “Steven C. Siegel, fundador y CEO de Bio-Track Medical Software Inc, compañía matriz de BioTrackPR, resultó convicto y cumplió cárcel a nivel federal por delitos de fraude y lavado de dinero”.

Mientras se manchan los nombres, y comienzan los dimes y diretes entre las compañías, son nuestros pacientes los que se les atrasa y se les encarece la posibilidad de un servicio terapéutico del cannabis.

Entendemos que aunque debe existir un sistema de rastreo para en ocasiones garantizar un control de calidad, no se puede limitar el cultivo a la existencia del mismo. De los veinticinco estados de EEUU con regulación terapéutica, algunos quince permiten el cultivo en los hogares de un promedio de seis plantas de cannabis. Cuestiona, educa y edúcate por desarrollar los mercados locales, cooperativas, clubs, autocultivos, entre otras formas baratas y seguras de consumo como se hace en otros estados de los Estados Unidos y otros países. ¿Por qué conformarnos con menos?

Related posts: