Instituto Nacional del Cáncer: “el cannabis podría eliminar tumores cancerosos”

El reconocimiento de las propiedades terapéuticas de la marihuana ya no se limita a más de la mitad del territorio norteamericano, cada vez son más las agencias federales que aceptan las propiedades medicinales del cannabis. El Instituto Nacional del Cáncer (NCI), organismo bajo la sombrilla del Departamento de Salud de los EEUU, publicó varios estudios que demuestran como los cannabinoides, componentes activos de la marihuana, son capaces de eliminar las células cancerosas, así como proteger a las células sanas.

El NCI afirma que el cannabis “puede inhibir el crecimiento de tumores provocando la muerte de células cancerosas, bloqueando el crecimiento celular y el desarrollo de los vasos sanguíneos que necesitan los tumores para crecer”. Además señala el informe que, “el cannabis y los cannabinoides pueden tener beneficios en el tratamiento de los síntomas del cáncer y en los efectos secundarios de las terapias del cáncer”.

Los especialistas del NCI admitieron que el uso del cannabis con fines medicinales se remonta a los tiempos antiguos. A la vez brindaron un listado de beneficios medicinales del cannabis en su página oficinal, ya “sea inhalada, comida, masticada o bebida como té; la planta tiene efectos positivos en lo que se refiere al tratamiento del cáncer; pues previene el crecimiento de los vasos sanguíneos que a la postre se convertirán en tumores, además de matar a las células cancerosas; cosa que fue demostrada en pruebas con ratones, mismos que mejoraron después de ser expuestos al cannabis.

El pasado mes de abril, el Instituto Nacional Sobre Abuso de Drogas (NIDA) también manifestó un apoyo al cannabis medicinal, cuando presentó un informe con varios estudios sobre los efectos médicos de los componentes de la marihuana, uno de los cuales establece que los cannabinoides ayudan a combatir uno de los tipos más serios de cáncer de cerebro. Además el informe concluía que algunos componentes químicos de la marihuana, el cannabinoide Tetrahydrocannabinol (THC) y el Cannabidiol (CBD), fueron aprobados como medicina en forma de pastillas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Posteriores estudios sobre los efectos médicos de marihuana “pueden llevar a la creación de más medicinas”, señalaba el informe.

Luego, el FDA aprobó los medicamentos Marinol y Cesamet que contienen extractos de cannabis entre sus ingredientes, ambos tienen que ser adquiridos con receta médica. Además de ayudar a los pacientes con enfermedades debilitantes como cáncer, HIV, la marihuana también sirve como desinflamatorio, antiviral y ayuda a evitar los espasmos causados por la esclerosis, entre tantos otros beneficios médicos.

En comparación a otros países, EEUU se ha quedado rezagado desarrollando investigaciones con cannabis, por lo que se espera que cada vez sean más las agencias federales que se expresen a favor del cannabis medicinal.

Related posts: