Intercambios PR en el ‘International Youth Drug Strategies Convening’

El International Youth Drug Strategies Convening, que se realizó en Bangkok, Tailandia, fue el espacio perfecto para compartir con un grupo de 25 personas de 21 países, reunidos para discutir un tema que nos interesa a todos, las políticas de drogas que afectan a la sociedad en general.

Durante la semana que duró, se realizaron conversatorios sobre las situaciones que afectan a las personas usuarias de drogas en nuestros respectivos países y que alternativas tenemos como jóvenes, representantes de organizaciones no gubernamentales y como usuarios, para lograr un cambio en las políticas punitivas de la mal llamada Guerra contra las Drogas y mejorar la calidad de vida de todos desde una perspectiva de reducción de daños de espectro completo.

Lo que significa incluir todas las diferentes sustancias, las diferentes formas de uso, las implicaciones sociales, culturales, históricos y políticas que rodean a esta práctica en un mismo modelo, que tiene como objetivo reducir los riesgos y el potencial daño de cada una de la sustancia o de cualquier posible situación que ocurra.

En la conferencia hubo representación de todos los continentes y pudimos notar que enfrentamos los mismos problemas; muertes por sobredosis, encarcelaciones masivas, violación de derechos humanos, falta de acceso a servicios médicos y tratamientos efectivos, en fin, todo lo que trajo la guerra contra las drogas, pero reconocimos que no podemos trabajar de la misma manera los problemas, no funciona copiar un modelo e implementarlo en nuestros países, porque no compartimos la misma idiosincrasia, lo que funciona en el norte no necesariamente va a funcionar en el sur.

Es por eso que para reducir los daños que está causando la guerra contra las drogas, de una manera mucho mayor que las mismas sustancias en sí, estamos creando espacios para hablar abierta y honestamente sobre el tema, sin estigmatizar a las personas, sin criminalizar a causa de la falta de entendimiento, capacitando a las personas con recursos basados en evidencia.

Estamos comprometidos en luchar contra las políticas prohibicionistas de drogas que alimentan una economía de guerra y de terror, mientras se penaliza y rechaza a las personas que usan drogas, generando así un entorno social muy hostil.

Sin duda se acercan cambios en el paradigma. La semana en Bangkok lo dejó bastante claro, ver jóvenes trabajando tan comprometidos por una causa que los afecta a ellos y a sus pares y que no están dispuesto a continuar soportando las políticas absurdas de sus gobiernos en cuanto al tema de drogas, confirma que las cosas van a cambiar.

Related posts: