Irlanda descriminalizará el uso y posesión de drogas para consumo personal

El gobierno de Irlanda busca un “cambio cultural radical” en cómo tratar los asuntos de drogas y se está planteando descriminalizar el consumo de pequeñas cantidades de heroína, cocaína y cannabis.

Asimismo, el próximo año, las personas que utilicen drogas podrán usar cuartos de consumo bajo supervisión médica en Dublín. Se espera que luego la estrategia se repita en otras ciudades, según ha anunciado el ministro de justicia, Aodhan Ó Ríordáin, encargado del “National Drugs Strategy”.

Las políticas irlandesas buscan reformar su discurso ante las drogas. Antes, las políticas se limitaban a la “intervención, prevención y el apoyo a los jóvenes”. Ahora en cambio se planea descriminalizar la posesión de pequeñas cantidades de sustancias, “si queremos romper con este ciclo y hacer algo serio frente a la adicción a las drogas y al uso de alcohol tenemos que enfocarnos también en el abuso de sustancias,” explicó Ó Ríordáin al Irish Times.

Por tal razón, se analiza  abrir las ‘salas de inyección segura’, “serán en ambientes clínicamente controlados”, señaló Ó Ríordáin. Los cuartos de inyección segura tienen el objetivo de evitar que las personas que ya son vulnerables se expongan a más riesgos en áreas públicas. Además, la experiencia en otros lugares ha demostrado que el uso de las salas de inyección supervisada se pueden emplear modelos de reducción de daños y brindar mayor ayuda al que lo necesite. La medida busca eliminar el estigma social que conlleva el uso de drogas y evitar las condenas penales. Además, es un recurso que le brinda “capacidad a las familias y a los individuos para buscar ayuda”.

Cuando la primera sala de consumo en Dublín este en funcionamiento y se pueda analizar sus resultados, se estudiará la posibilidad de abrir más salas en otras ciudades de acuerdo a las necesidades de cada población, “cada ciudad es distinta y tiene diferentes necesidades”, especificó el ministro.

No se está legalizando, seguirá siendo un delito vender droga, pero no será un crimen ser usuario o padecer una adicción. La legalización de las sustancias, “será un debate más amplio para el próximo gobierno, pero tiene que quedar claro lo que significa esta descriminalización. No es sobre la droga, es sobre la persona. La sociedad tiene que ver que la sustancia es ilegal, pero que la persona no es un criminal por consumirla”.