Junta de Control Fiscal exige se cumpla con expectativas del mercado de cannabis

No cabe duda que la Junta de Control Fiscal vino a tratar de cobrar el poco dinero que pueda sacarle a la maltrecha economía puertorriqueña. Pero parece que serán las exigencias de que se cumpla el Plan Fiscal de la Junta lo que le dará paso a acelerar las reformas y el crecimiento de la industria de ‘cannabis medicinal’ en Puerto Rico.

El organismo impuesto por el gobierno de los Estados Unidos publicó los nuevos planes fiscales propuestos y elaborados por la propia Junta con la información provista por el Gobierno, según señala el documento.La Junta de Control Fiscal enfatiza que los impuestos del cannabis medicinal están entre las iniciativas de impuestos administrativos que aumentaría las recaudaciones de ingresos del Estado Libre Asociado.

“El gobierno ha pasado legislación para cobrar impuestos a la marihuana medicinal. Basados en los estimados de 29 mil pacientes, el gobierno espera recaudar aproximadamente $14 millones adicionales por año en ingresos producto de esa iniciativa”, señala el plan fiscal presentado.

Aunque según información del Departamento de Salud la primera semana de abril apenas se sobrepasaba los 22 mil pacientes autorizados se espera que el recaudo sea mayor a los $14 millones de dólares proyectados.

Cuando se presentaron las proyecciones de personas que podrían beneficiarse de este tratamiento rondaba en los 250 mil pacientes en la Isla y los que vinieran de turismo médico.

Sin embargo tenemos que señalar que para poder llegar a estos recaudos se tendría que contar con miles de pacientes adicionales, un número muy agresivo con lo lento que está corriendo los procesos de certificaciones y los altos precios del ‘cannabis medicinal’ en Puerto Rico. Por lo que se debe exigirle también a la Junta que se considere una regulación de los ‘mercados recreacionales’ del cannabis y que se deje de estar metiendo gente presa por la mera posesión de drogas en la colonia.

La Junta Imperial reclama que las reformas estructurales incluidas en el plan son fundamentales para lograr crecimiento económico durante los seis años del plan y absolutamente esenciales dentro del panorama más a largo plazo de 30 años.