Le quitan fondos a Secretario de Justicia de EEUU para evitar ataques a reformas

En el nuevo presupuesto, el Congreso de los Estados Unidos no le brindará los recursos económicos al Secretario de Justicia, Jeff Sessions, para combatir las reformas a las leyes anti marihuana en los estados que han regulado su consumo. Un grupo bipartidista de demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes acordó el domingo pasado un recorte billonario en gastos gubernamentales que evitaría el ataque a las reformas por lo menos por los próximos meses.

Sin embargo, les brindaron 1,500 billones de dólares más para la seguridad en las fronteras y 12,500 billones de dólares para nuevos gastos militares. Pero no hubo dinero para que el Secretario de Justicia pueda ir el contra de los estados que legalizaron el uso terapéutico y donde el uso recreativo es legal.

Por el momento, la medida anula los planes del gobierno de Donald Trump de tratar de ir en contra de los estados y territorios que han implementado sus propias reformas que autorizan el uso, distribución, posesión o cultivo de cannabis.

Los defensores de las reformas a las leyes visitaron a los representantes de la Cámara para abogar para que enmiende la ley federal, eliminando el cannabis de la Ley de Sustancias Controladas en un momento en que el apoyo a la legalización de la marihuana sigue creciendo.

No obstante el gobierno federal y figuras como el mismo Secretario de Justicia rechazan la idea de que EEUU “sea un lugar mejor” si la marihuana se vende en cada tienda”, expresó Sessions. Incluso ha comparado su uso con la heroína, “me asombra escuchar que la gente sugiere que podemos solucionar nuestra crisis de heroína legalizando la marihuana, de modo que la gente pueda cambiar una dependencia que arruina la vida por otra que es sólo ligeramente menos horrible”.

Incluso reclamó que, “Estados Unidos necesita decir claramente una vez más que el uso de drogas destruye vidas”.

No obstante, los republicanos, conocidos por las políticas de drogas más punitivas, han comenzado también a apoyar la legalización del cannabis. En julio pasado, una encuesta mostró que el 45 por ciento de los republicanos apoya las medidas de legalización. Menos de un año antes de la misma encuesta encontró que el 50 por ciento de los republicanos se les opusieron.

Las regulaciones del cannabis, tanto “legal” como “medicinal”, proyecta obtener ganancias de $7.1 billones el último año. Pero “necesitamos protecciones permanentes para los programas de marihuana medicinal estatales, así como para el uso de adultos que utilizan cannabis de manera recreacional”, señaló Earl Blumenauer, representante de Oregón.

A pesar de estas reformas, el Secretario de Justicia de los Estados Unidos, Jeff Sessions envió una misiva a los fiscales federales esta semana para que adopten el enfoque más punitivo posible contra los acusados ​​de delitos federales. El cambio de política resultará en penas de prisión más largas para los delincuentes por drogas y probablemente revertirá las bajas recientes en la población carcelaria federal realizadas por la administración de Barack Obama.

En un memorando fechado el 10 de mayo, Sessions escribió que los fiscales federales “deberían acusar y perseguir el delito más serio y fácilmente demostrable”, llamando a eso un “principio básico” de las políticas de sentencias del Departamento de Justicia.

La nueva política reemplaza el enfoque del Departamento de Justicia durante la administración de Obama bajo los ex Procuradores generales Eric Holder y Loretta Lynch. Dieron a los fiscales federales mayor margen de maniobrar para decidir cuándo era apropiado acusar con los crímenes que provocan sentencias mínimas obligatorias, lo que automáticamente resulta en condenas de prisión.

“Esta política afirma nuestra responsabilidad de hacer cumplir la ley, es moral y justa, y produce consistencia”, señala Sessions en el nuevo memorando. “Esta política utiliza plenamente las herramientas que el Congreso nos ha dado. Por definición, las ofensas más serias son aquellas que según las guías federales tienen la sentencia más sustanciales, incluyendo sentencias mínimas obligatorias”.

Fuente: HuffingtonPost, Newsweek

Related posts: