Legalización de cannabis medicinal no aumenta el consumo en adolecentes

El típico miedo que tanto repiten los prohibicionistas de que legalizar el uso de marihuana medicinal aumenta el consumo en adolecentes se desvanecieron el pasado lunes con la extensa investigación realizada por la revista The Lancet Psychiatry. El estudio mostró que no había diferencias en el consumo de marihuana entre los adolescentes en 21 estados con leyes de marihuana medicinal.

“Nuestros hallazgos proveen la evidencia más contundente hasta el momento de que el consumo de cannabis no aumenta entre los adolescentes después que un estado legaliza la marihuana medicinal”, dijo mediante comunicado la directora de la investigación, Deborah Hasin, de la Universidad de Columbia en Nueva York.

El análisis examinó información de 24 años, desde el 1991 al 2014, de más de un millón de adolescentes en 48 estados.

Los investigadores no encontraron información diferente en los estados que legalizaron el uso de marihuana medicinal en comparación con los estados que mantienen dichas restricciones.

Al comparar el consumo antes y después, la prevalencia global en los jóvenes apenas se alteró significativamente: era del 16.25% y, tras la regulación, del 15.45%.

La mayor sorpresa fue que el consumo de cannabis bajó en el grupo de edad más joven cuando se reguló el uso de cannabis, (se redujo del 8,1% al 6%) en los chicos de octavo grado. Los investigadores sugieren que quizás estos jóvenes comenzaron a percibir el uso de cannabis como una medicina y que los padres muy probablemente aumentaron los esfuerzos de prevención.

Este estudio apoya el informe de 2013 del Departamento de Salud de Colorado que encontró que el consumo de marihuana en jóvenes de escuela secundaria disminuyó de 22% en 2011 al 20% en 2013. Los datos fueron recogidos antes de se hiciera legal el uso de recreativo de cannabis.

Al igual que pasa con el tabaco y el alcohol, las regulaciones brinda la oportunidad de desarrollar campañas dirigidas a la prevención en los jóvenes y del consumo responsable entre los adultos.