“Legalización del cannabis baja el número de muertes por sobredosis en Colorado”

La legalización de la marihuana en Colorado provocó una baja significante en las muertes por sobredosis de opiáceos en ese estado, según una nueva investigación publicada en el American Journal of Public Health.

“Después de la legalización de la venta y el uso recreativo del cannabis en Colorado, las muertes relacionadas con los opiáceos disminuyeron más del 6% en los siguientes 2 años“, escriben los autores Melvin D. Livingston, Tracey E. Barnett, Chris Delcher y Alexander C. Wagenaar.

Los autores destacan que sus resultados son preliminares, dado que su estudio abarca solo dos años de datos luego de que se inauguraran las primeras tiendas estatales de cannabis en 2014 en Colorado.

Si bien numerosos estudios han demostrado esta asociación entre la legalización del cannabis con fines terapéutico y las muertes por sobredosis de opiáceos, este informe es uno de los primeros en analizar el impacto de las leyes de la regulación del cannabis con fines recreativos sobre las muertes por opiáceos.

El cannabis es muy efectiva para el dolor crónico que ha menudo es tratado con opiáceos. Dada la opción entre el cannabis y los opiáceos, muchos pacientes parecen estar optando por la primera.

Desde el punto de vista de la salud pública, este es un avance positivo, teniendo en cuenta que, en relación con los opiáceos, la marihuana conlleva prácticamente cero riesgo de sufrir una sobredosis mortal.

Ahora, el estudio del American Journal of Public Health sugiere que hallazgos similares son válidos para la legalización recreativa de la marihuana. Los autores examinaron las tendencias en muertes mensuales por sobredosis de opiáceos en Colorado antes y después de que se abriera el mercado estatal de marihuana en 2014.

Durante ese período, los investigadores intentaron comparar los efectos utilizando las regulaciones recreativas y medicinales de Colorado y Nevada. También intentaron corregir un cambio en el programa de control de medicamentos recetados en Colorado que sucedió durante el período de estudio. Ese cambio requirió que todos los pacientes que se le recetó opioides se registraran, pero no necesariamente utilizaran la droga, en el programa en 2014.

En general, el estudio descubrió que después de que Colorado implementara la regulación del uso de cannabis recreativo, las muertes por opiáceos cayeron un 6.5 por ciento en los dos años siguientes.

Los autores dicen que los legisladores querrán vigilar de cerca las cifras en los próximos años para ver si la tendencia continúa. También les gustaría considerar si sus resultados se replican en otros estados que aprobaron recientemente la regulación del cannabis con fines recreativos, como Washington y Oregón.

Señalan, además, que si bien la marihuana legal puede reducir las muertes por opiáceos, también podría estar aumentando las muertes en otros lugares.

Aún así, el estudio agrega más evidencia al cuerpo de investigación que sugiere que aumentar la disponibilidad de marihuana podría ayudar a reducir el número de víctimas de la epidemia de opiáceos en los Estados Unidos, que cobra decenas de miles de vidas cada año.

Fuente: WaPo

 

Related posts: