“Legalizar la marihuana ayuda a la policía a dedicarse a resolver otros delitos”

Los activistas a favor de regular las políticas anti cannabis siempre han argumentado que la legalización liberaría a los distintos departamentos de la policía para centrarse en resolver verdaderos delitos. Pero seis años después de que los estados de Colorado y Washington votaron para poner fin a la prohibición, ¿qué muestra la evidencia?

Un estudio publicado en la revista Police Quarterly indica que los defensores tenían razón. Las tasas de aprobación policial -una cifra que representa el número de delitos que resultaron en un arresto dividido por el número total de delitos denunciados- aumentaron en ambos estados después de la legalización.

Lógicamente, el argumento tiene sentido. Cuando se criminaliza el uso de marihuana, por ejemplo, hay fuerzas de “ley y orden” que se tomarán el tiempo de investigar y acusar a las personas por ofensas de cannabis de bajo nivel. Pero cuando un estado regula el cannabis con fines recreativos, ya no tienen que asignar recursos para el cumplimiento de la ley a los delitos relacionados con la marihuana, lo que permite a los guardias gastar los recursos en perseguir a verdaderos criminales. 

Pero hasta este estudio, no había mucha investigación que explorara la relación directa entre la legalización y las tasas de liquidación de crímenes. Por primera vez, los investigadores demostraron que, en Colorado y el estado de Washington, al menos, la policía pudo realizar más arrestos por diversos delitos posteriores a la legalización. Eso incluye crímenes violentos, delitos contra la propiedad, robos y robos de vehículos de motor.

“Si bien nuestros resultados no pueden explicar específicamente por qué las tasas de autorización policial han aumentado en Colorado y Washington, creemos que el argumento de que la legalización ha ocasionado un impacto significativo en las tasas de eliminación es plausible”, concluyeron los investigadores. “Nuestros modelos no muestran efectos negativos de la legalización y, en cambio, indican que las tasas de eliminación de delitos para al menos algunos tipos de delitos aumentaron más rápidamente en los estados que legalizaron que en los que no lo hicieron”.

“Como pudimos demostrar, antes de la legalización, varias tasas de eliminación de crímenes fueron planas o decrecientes. Sin embargo, en el período posterior a la legalización, vemos una mejoría considerable. No podemos ofrecer con absoluta certeza que estos cambios sean enteramente el resultado de la legalización de la marihuana, aunque estamos bastante seguros de que la legalización no ha obstaculizado indebidamente el desempeño de la policía, al menos como lo miden las tasas de liquidación.

Además, en ausencia de otras explicaciones convincentes, la evidencia actual sugiere que la legalización produjo algún beneficio demostrable y persistente en las tasas de liquidación, beneficios que creemos están asociados con la predicción de los defensores de la legalización de la marihuana de que la legalización influirá positivamente en el desempeño de la policía”.

Bien, entonces, la pregunta que muchos tenían era si se habían aumentado la atención de la policía a otros crímenes después de la legalización.

Hubo algunos pequeños cambios en las tasas entre Colorado y el estado de Washington, pero la tendencia general reveló un aumento en estos dos estados en comparación con todos los demás estados, según el estudio. Aquí hay un desglose de los cambios en la tasa de aprobación para cuatro tipos diferentes de delitos:

Tasa de arresto por posesión de sustancias

Probablemente el resultado más obvio de la legalización de la marihuana a nivel estatal es que disminuirán los arrestos por posesión de marihuana. Se observaron descensos drásticos en las tasas de posesión de cannabis en Colorado y el Estado de Washington tras la aprobación de iniciativas de legalización en 2012.

Crímenes violentos

Las estadísticas de los crímenes violentos disminuyeron de forma constante en Colorado y en el estado de Washington luego de que los estados regularan el consumo recreativo del cannabis. En Colorado, se atendieron y se resolvieron más crímenes luego de la regulación. Asimismo, en el estado de Washington se resolvieron más delitos violentos luego de la regulación recreativa del cannabis.

Los autores del estudio entienden que, “este conjunto de hallazgos sugiere que, luego de la legalización, aumentaron los esclarecimientos de delitos violentos en general tanto en Colorado como en Washington, aunque no se observan cambios similares para el país en general”.

Crímenes a la propiedad

Aunque muchos partidarios de la legalización han sostenido que las reformas a las políticas anti cannabis daría como resultado que más policías se concentraran en verdaderos crímenes, “es probable que la policía haya gastado una cantidad significativa de recursos investigando crímenes más serios”, señalaron los autores del estudio.

En efecto, uno de los hallazgos más significativos del estudio se refiere a los esclarecimientos de los crímenes a la propiedad en Colorado y el estado de Washington después de la legalización. Mientras tanto, la tasa promedio de esclarecimientos de  los delitos contra la propiedad de los EEUU disminuyó durante el mismo período de tiempo.

“Ante la ausencia de otras explicaciones convincentes, la evidencia actual sugiere que la legalización produjo algún beneficio demostrable y persistente en las tasas de esclarecimientos de los casos, beneficios que creemos están asociados con los planteamientos de los defensores de la legalización del cannabis que se influyó positivamente en el desempeño policial”, concluyó la investigación.