Legisladores boricuas de Connecticut lideran reformas pro legalización

Dos políticos de ascendencia puertorriqueña lideran las reformas pro regulación del uso de marihuana en el estado de Connecticut.

Esto cuando en principios de febrero el representante estatal Juan Candelaria (D-New Haven) presentó a la legislatura estatal un proyecto de ley para legalizar y regular el uso de marihuana, uniéndose a un proyecto de ley similar en enero.
 El House Bill 6703 busca que se permita la posesión, venta, transporte, crecimiento y el uso de la marihuana legal para los adultos mayores de 21 años, pero “sujeto a ciertas restricciones”.

La marihuana en Connecticut es legal sólo para fines medicinales, sin embargo, el proyecto busca llevar a cabo una discusión más amplia sobre los usos recreativos de la planta.

El líder de la mayoría demócrata, agregó que mediante la regulación del mercado de la marihuana recreativa en Connecticut, el Estado podría generar ingresos por impuestos de ventas. A la vez que orienta a las personas a consumir marihuana fuera de las actividades ilegales, expresó el hatillano también vicepresidente del General Assembly Black and Puerto Rican Caucus.

Un proyecto de ley similar, el House Bill 6473, se presentó a finales de enero por el representante estatal, Edwin Vargas (D-Hartford).

Al igual que el proyecto de Candelaria, el House Bill 6473 busca regular la venta y el pago de impuestos de la marihuana en el Estado. Según Vargas, la política actual del Estado es hipócrita, y señaló que, con el lenguaje actual, los jóvenes de comunidades de escasos recursos están siendo injustamente perseguidos por la posesión de pequeñas cantidades de marihuana. “Mis electores están cansados de ver la vida de jóvenes destruida por la guerra contra las drogas. Creo que todas las familias en la ciudad de Hartford tiene un familiar, amigo o un vecino que ha sido estigmatizado por este tema de las drogas.”

Agregó que, a la luz del déficit presupuestario que se avecina en el estado, el crear impuestos a la venta del cannabis aumentaría los ingresos al estado. “El gobierno debe regular el uso de marihuana como lo hace con el alcohol y el tabaco. El uso de la marihuana debería ser visto como un asunto de salud pública en lugar de un acto delictivo,” señaló el también miembro de National Puerto Rican Coalition con sede en Washington, DC.

Recientes encuentas han demostrado un apoyo mayoritario para legalizar y regular el uso de marihuana en Connecticut. Aunque, el gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, se ha expresado en contra de una regulación recreativa del cannabis. En el año 2012, Connecticut se convirtió en el decimoséptimo estado en permitir el uso médico de la marihuana. En 2011, las sanciones por la posesión personal de pequeñas cantidades de marihuana fueron reducidas a un delito civil castigado en $150 a 500 dólares.

Ambos proyectos de ley han sido asignados al “Joint Committee on Judiciary”.