Los arrestos por posesión de marihuana superan los arrestos por delitos violentos

El pueblo estadounidense está cambiando su forma de pensar en cuanto a la marihuana. Más de la mitad de la población piensa que ésta debe ser regulada como lo son el cigarrillo y el alcohol, 18 estados han aprobado leyes que aprueban su uso médico y hasta los estados de Washington y Colorado han legalizado su uso recreativo, aunque sigue siendo ilegal bajo las leyes federales. Sin embargo, continúan las detenciones, según el Marijuana Policy Project, a un ritmo de alrededor de una cada 42 segundos, y el 86 por ciento de ellas son simplemente por posesión.

En 2011, las detenciones por posesión de marihuana fueron algunas 663,032 (más que los arrestos por todos los crímenes violentos combinados). Los arrestos por posesión casi se han duplicado desde 1980, según un informe del FBI , mientras que el uso de marihuana entre adolescentes ha llegado a su máximo nivel en los últimos treinta años.

El presidente Obama señaló el mes pasado, luego de que ciudadanas y ciudadanos votaran a favor del cannabis recreativo en los estados donde ya es legal, que no es “una prioridad” para su administración ir en contra de esas reformas, haciéndose eco de la promesa que hizo en 2008 de no interferir con las leyes de marihuana medicinal de los estados. Sin embargo, su gobierno ha abordado agresivamente dispensarios que están en conformidad con leyes estatales.

Marihuana Possession vs Violent Crime
Marihuana Possession vs Violent Crime

Los y las contribuyentes han pagado los altos costos de detener y encarcelar a cientos de miles de personas por posesión de marihuana, a menudo en pequeñas cantidades para uso personal. Algunas estimaciones hablan de que el costo anual de los arrestos por marihuana está por encima de $10 mil millones, y el bajo nivel de arrestos por posesión de marihuana le costó a New York City solamente $75 millones en 2010. El Gobernador de New York, Andrew Cuomo, propone despenalizar la posesión de menos de 15 gramos de marihuana e incluso lo expresó hace unas semanas en su discurso de la toma de posesión del estado de New York.

“Cada año, estos procesos dejan cicatrices innecesariamente en miles de vidas y se pierden millones de dólares para aplicar la ley, mientras se diluyen el enjuiciamiento de delitos graves”, dijo Cuomo. “No es correcto, no es justo. Esto debe terminar y debe terminar ahora”.

Fuente: Huffington Post

Related posts: