Los políticos del ELA y el miedo a la educación con perspectiva de género

Precisamente, la perspectiva de género busca romper con las construcciones sociales que continúan reproduciendo la desigualdad en nuestra sociedad. Los pantalones lo usamos tanto niñas como niños; las faldas si vamos a otros países como Escocia, vemos a hombre utilizándola y si vamos un poquito más lejos en la historia, nuestros indios utilizaban taparrabos, tanto, hombres como mujeres. Incluso, en la moda de pasarela y en las ‘alfombras rojas’ también podemos ver hombres con faldas. Un fenómeno que se sigue repitiendo ya sea por protesta o por comodidad. Así que alguien me puede contestar: ¿Qué es ropa de niña y qué es ropa de niño? ¿Por qué tanto miedo a que un niño decida ir con falda a la escuela? ¿Por qué el rechazo a una educación con perspectiva de género?

Aquí vemos las prioridades de este gobierno, nuestros estudiantes son un fracaso en las pruebas estandarizadas, los maestros no cuentan con los recursos necesarios para poder ofrecer una educación de calidad, el sistema de educación es un desastre y en lugar de cuestionar cuáles son los planes de la confirmada Secretaria de Educación para mejorar, es cuestionada sobre su opinión acerca de si ella permitiría a un niño ir vestido con ropa de niña o una niña vestida con ropa de niño.

No entiendo porque en este país queremos seguir cayendo en discusiones que no nos permiten avanzar. La perspectiva de género no es el cuco, es un concepto, para nada nuevo ya que entró en vigor en 1981 luego de ser aprobado en 1979 por la Organización de la Naciones Unidas, busca analizar y comprender los diferentes roles y responsabilidades, relaciones, necesidades y visiones de hombres y mujeres. Significa también ir más allá del simple reconocimiento de las diferencias de género, dirigiéndose hacia relaciones más equitativas y solidarias entre hombres y mujeres.

Según una definición de la profesora Juana Camargo, del Instituto de la Mujer de la Universidad de Panamá, la perspectiva de género “establece una teoría social que trata de explicar las características, relaciones y comportamientos sociales de hombres y mujeres en sociedad, su origen y su evolución, destacando la existencia real del género femenino y masculino, sin dominio de uno sobre el otro, sin jerarquías y sin desigualdades.


Luego de haber leído esta definición, creo que estamos entendiendo por qué el rechazo a una educación con perspectiva de género, todo está en el dominio, contamos con una administración que no favorece la igualdad, todo lo contrario, le gusta controlar y dominar y lo podemos ver a lo largo de la historia; uso de fuerza excesiva, cierre de espacios públicos, falta de acceso a la información y ustedes pueden seguir mencionando. Así que para algunos es muy conveniente seguir manteniendo la desigualdad.

Es momento que entendamos que la educación es la clave para avanzar como país, lo que nos hace mejores seres humanos y que la sexualidad no debe ser un tema tabú, que no es malo, tendríamos mejor sociedad y muchas situaciones no pasarían, si ofreciéramos una educación desde la perspectiva de género. En definitiva, no estuviéramos tan acostumbradas a vivir entre tanta violencia y feminicidios en nuestra sociedad.

Related posts: