Marihuana gratuita para indigentes

Mientras nuestros países se hunden en la prohibición y consideran crear grandes negocios alrededor de las reformas, ya otras comunidades desarrollan mecanismos de “protección social” alrededor del uso terapéutico del cannabis.

Como es el caso de la ciudad de Berkeley, California que busca garantizar que se le brinde marihuana medicinal gratuita a pacientes de bajos recursos económicos. Esto cuando el pasado jueves el concejo municipal aprobó por unanimidad la medida que obliga a los dispensarios de la zona, proveer gratuitamente porciones de cannabis a los pacientes de bajos recursos de la ciudad.

Bajo las nuevas reformas, los dispensarios deberán dar el 2% de la cantidad de cannabis que vendan anualmente a aquellas personas que no la pueden pagar. “Básicamente, el Ayuntamiento quiere asegurarse de que las personas con ingresos limitados, personas sin hogar, indigentes tengan el acceso a su marihuana medicinal, su medicina”, expresó el concejal de la ciudad Darryl Moore. Las reformas también busca aumentar el número de dispensarios en Berkeley, California. Las discusiones del Concejo no han finalizado, si se concede, la ordenanza se convertirá en ley en agosto.

Para ser elegible o ser considerado de “bajo recursos” en la ciudad de Berkeley, la persona debe tener exención contributiva, un nivel de ingresos que se establece cada año por el concejo de la ciudad. Eso equivale a $32 mil al año para una persona y 46 mil dólares al año para una familia de cuatro.

Defensores del uso terapéutico del cannabis advierten de los altos precios de la planta. En ocasiones, para personas que están gravemente enfermas y a menudo no pueden mantener un empleo. Por lo que la medida puede ser un paso de justicia para pacientes cuando más lo necesitan.

Las leyes del estado de California mantiene la descriminalización de hasta una onza de marihuana desde principios de los setenta. Se espera que en las próximas elecciones se vuelva a celebrar un referéndum como se hizo en el 2010 para la regulación de marihuana recreativa. California fue el primer estado de los EEUU en regular el uso medicinal de la planta en el año 1996 y se caracteriza por ser uno de los estados más flexibles en la regulación medicinal.

Aunque hay precedentes judiciales que los pacientes tienen derecho a la cantidad de marihuana necesaria para su uso medicinal personal. Sin embargo, es muy probable que los pacientes que no cumplan con las regulaciones sean arrestados. California permite el auto cultivo para sus pacientes de hasta 6 plantas maduras o 12 inmaduras, y media libra (8 oz.) de cannabis procesado. Las ciudades y condados californianos se les permite establecer limites más altos, pero no más bajos que el estándar estatal.

Related posts: