“Más de una cuarta parte de los pacientes con cáncer consumen cannabis”

Si se regula los mercados de cannabis una cantidad considerable de pacientes de cáncer la usarán, esto según una nueva investigación del estado de Washington. Una cuarta parte de los pacientes con cáncer de Washington consumen marihuana, encontraron los investigadores.

Pero el estudio también reveló que puede ser muy difícil obtener información sobre el cannabis por parte de los proveedores de la salud.

“Los pacientes de cáncer desean obtener información de sus oncólogos sobre el uso de la marihuana durante el tratamiento, pero no la están recibiendo, de modo que muchos de ellos buscan información en otras fuentes alternativas no científicas”, señaló el autor del estudio, el Dr. Steven Pergam, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle.

Se ha reportado que la marihuana alivia los síntomas relacionados con el tratamiento del cáncer, y los pacientes de cáncer estadounidenses tendrán un mayor acceso al cannabis a medida que aumenta la aceptación y la disponibilidad de la marihuana en todo el país, expresó el equipo de Pergam.

En la actualidad, el cannabis para uso recreativo es legal en 8 estados y en el Distrito de Columbia, y con fines medicinales en más de la mitad de los estados. Ambos usos son legales en el estado de Washington.

Este estudio incluyó a más de 900 pacientes de Seattle Cancer Center Alliance. Dos terceras partes dijeron que habían usado cannabis en el pasado, aproximadamente una cuarta parte la habían usado en el último año y el 21 por ciento la había consumido en el último mes. El uso reportado en la semana anterior fue del 18 por ciento.

La mayoría de los usuarios actuales dijeron que habían fumado o consumido marihuana para aliviar los síntomas físicos, como el dolor o las náuseas, o para afrontar el estrés, la depresión y el insomnio.

La mayoría de los pacientes expresaron un gran interés en saber más sobre la marihuana durante el tratamiento, y el 74 por ciento deseaban obtener información de los proveedores de atención, según el estudio publicado en línea en la revista Cancer.

Pero la mayoría de los pacientes dijeron que tenían que obtener información de fuentes externas al sistema de atención médica.

“Esperamos que este estudio ayude a abrir la puerta a que se realicen más estudios dirigidos a evaluar los riesgos y beneficios de la marihuana en esta población”, dijo Pergam en un comunicado de prensa de la revista.

“Esto es importante, porque si no educamos a nuestros pacientes sobre la marihuana, seguirán obteniendo información de cualquier otro lugar”, añadió.