México: ‘Supremo crea jurisprudencia para legalizar uso y cultivo del cannabis’

El pasado 31 de octubre, el tribunal supremo de México creo jurisprudencia a favor de dos litigantes que afirmaron su derecho a cultivar y consumir cannabis por motivos de libertad individual.

Esta es la quinta ocasión que el Tribunal Supremo de Justicia mexicano ha defendido el derecho individual al consumo de cannabis recreativo. Bajo la constitución mexicana, esta decisión hace que sea vinculante para la jurisprudencia en todo el país. El Congreso de México ahora tiene 90 días para poner el código penal en conformidad con el fallo, es decir, para legalizar efectivamente el cannabis para uso personal.

Foto del Colectivo ReverdeSer.

Como el tribunal había emitido fallos favorables tres veces antes de que el primer caso se presentara en 2015, la decisión 4 a 1 en los dos casos combinados elevó a cinco el número de dichos fallos.

En una declaración, la Corte Suprema dijo que había encontrado la inconstitucionalidad de una prohibición absoluta del uso recreativo de la marihuana. Declaró que el derecho al consumo recreativo de cannabis “no es absoluto”, y que el gobierno tiene un interés legal legítimo. Pero los efectos causados ​​por la marihuana no justifican una prohibición absoluta sobre su consumo.

“La declaratoria de inconstitucionalidad anterior no supone en ningún caso autorización para realizar actos de comercio, suministro o cualquier otro que se refiera a la enajenación y/o distribución”, lee el comunicado.

El fallo instruye al Congreso de México a enmendar la Ley de Salud del país para permitir el uso personal, la posesión y el cultivo de cannabis. Bajo la ley constitucional mexicana, el Congreso tiene 90 días para cumplir con la decisión.

La decisión también ordena a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos para la Salud (COFEPRIS) de México que modifique sus regulaciones, permitiendo a los ciudadanos solicitar una licencia para cultivar cannabis para uso recreativo personal.

Los tres fallos anteriores del Tribunal Supremo sobre el cannabis en México solo se aplicaron a los propios litigantes, no a todos los mexicanos. El primero se produjo hace casi exactamente tres años, el 4 de noviembre de 2015. Ese caso fue presentado por un grupo de defensa con el nombre de México United Against Crime en nombre de los miembros de la Sociedad Mexicana para el Consumo y la Tolerancia Responsables ( SMART), que habían sido rechazados cuando solicitaron a COFEPRIS una licencia para cultivar cannabis.

En los años transcurridos desde entonces, cuatro grupos más de demandantes han seguido el ejemplo de los litigantes, incluidos los dos que el tribunal acaba de pronunciar a favor. Bajo el sistema de los Estados Unidos, una sola decisión de la Corte Suprema es inmediatamente vinculante para todos los tribunales inferiores en todo el país. En México, sin embargo, se necesitan cinco fallos similares para “crear jurisprudencia” o jurisprudencia vinculante. Ese umbral ya se ha alcanzado. (Este fue el proceso que llevó a la Corte Suprema a legalizar efectivamente el matrimonio entre personas del mismo sexo en México en junio de 2015).

El fallo no se extiende a fines comerciales, por lo que no creará el tipo de mercado legalizado de cannabis que ahora opera en Canadá y en muchos estados de EEUU. Pero va más allá de la simple despenalización (ya es ley en México desde 2009), al reconocer el uso recreativo personal como un derecho constitucional.

Las cinco decisiones de la Corte Suprema “confirman que el modelo prohibicionista es inconstitucional y que México debería hacer la transición hacia la regulación de las drogas para mejorar las condiciones de justicia y paz en el país”, expresó a la BBC Andrés Aguinaco, representante de Mexico United Against Crime.

La decisión del tribunal superior puede comenzar a crearle justicia a los más afectados por la sangrienta guerra contra las drogas, pero esto dependerá de qué tan lejos alcance la respuesta legal. La administración entrante del presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha presentado propuestas para una legalización general del cannabis, incluido el cultivo comercial. López Obrador tomará el juramento del cargo el 1 de diciembre.