Miami-Dade despenaliza la posesión de pequeñas cantidades de marihuana

Aunque normalmente se mencionan los estados de EEUU que tienen reformas a las leyes de cannabis, la realidad es que cada vez son más los condados y los gobiernos locales que aprueban cambios a las leyes. El más reciente lo fue en el Condado de Miami-Dade, cuando esta semana los comisionados votaron (10 a 3) a favor de permitir que la policía procese la posesión de veinte gramos o menos de marihuana como una multa civil penalizada con $100 dólares. Muy similar a como se aplica una multa por tirar basura a la calle.

Asimismo, los comisionados aprobaron una ordenanza que permitiría a las personas multadas cumplir con dos días de servicio comunitario y cubrir con la multa.

Miami-Dade es el condado más poblado de la Florida con una población de 2.5 millones de habitantes, de los cuales más de 80 mil habitantes se identifican como puertorriqueños, siendo la segunda población de latinos más numerosa del condado.

Recientemente la Cadena CBS4 hizo un análisis de los arrestos por la mera posesión de marihuana en los últimos años y concluyó que: (1) los arrestos por posesión de marihuana representaba el 10% del total de casos procesados en el sistema judicial. (2) La policía de Miami-Dade realizó el 61% de los arrestos por posesión simple de marihuana. (3) Aunque alrededor del 20% de la población de Miami-Dade es afroamericana, alrededor del 55% de los arrestos por posesión de marihuana involucraron a acusados afroamericanos.

Los comisionados a favor de la medida señalaron los daños ocasionados por un arresto por marihuana, se imposibilita tener acceso a cierto tipo de trabajos, a préstamos estudiantiles y a programas de vivienda pública. Además, los juicios por posesión de marihuana están llenando los tribunales y ocupando demasiado tiempo y dinero de la seguridad pública.

“Le parecería increíble la cantidad de fondos de los contribuyentes que se utilizan cada vez que alguien es acusado de  posesión simple de marihuana”, dijo el juez Samuel Slom. “Eso impide al agente seguir patrullando, en lugar de proteger a la comunidad,” señaló Slom al Miami Herald.

Slom y otros partidarios de la ordenanza enfatizaron que la medida no descriminaliza la posesión de marihuana, ya que los agentes siguen teniendo la opción de presentar cargos por lo criminal. Las leyes estatales establecen condenas de cárcel y multas, y eso no cambiaría. Pero la ordenanza ofrece a la policía en todo Miami-Dade la opción no criminal por posesión, lo cual castigaría la ofensa con una penalidad civil y la multa. La ordenanza entrará en vigor en 10 días, y se aplica a todas las ciudades de Miami-Dade. La nueva ordenanza se aplica por posesión simple de 20 gramos o menos, pero fumar marihuana en público continuaría siendo un delito en el condado.

El alcalde Carlos Giménez apoyó la medida, llamándola “de sentido común”. El departamento de policía que responde a Giménez ayudó a redactar la ordenanza.

Esta ordenanza es parte las reformas que se está viviendo en la mayoría EEUU. Se espera que más condados en la Florida se sumen con reformas similares.

¿Habrá un alcalde o una asamblea municipal disponible en Puerto Rico?

Related posts: