Mural para inquietar a los transeúntes de Río Piedras

Amary Santiago Torres / Para Descriminalización.org

En una esquina de la avenida Juan Ponce de León, justamente en una zona que dialoga con los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico, en Río Piedras, se encuentra un mural con la contundente frase: “No más guerra contra las drogas”.

Esta propuesta artística en blanco y negro, que se apropió de una pared de un edificio, muestra 12 rostros con sus ojos vendados, entre los que se encuentran niños, jóvenes, adultos y mujeres.

Todas las personas representadas, con rasgos reales de gente que transita por nuestro país y de tamaños similares a alguien promedio, tienen un letrero con mensajes como “queremos oportunidades y apoyo para nuestros hijos, no más cárceles”, “en mi cuerpo mando yo”, “+educación y prevención, -cárceles y castigos”, “regulación responsable, tomemos el control” y “no más discrimen, sí a la tolerancia”.

Se trata de una propuesta que insta a quienes caminan por el lugar a reflexionar sobre a la descriminalización de las drogas en Puerto Rico. Esta obra es una creación de los artistas Roberto “Yiyo” Tirado y Javier Moreno, del colectivo El Basta.

Artistas Roberto “Yiyo” Tirado y Javier Moreno, del colectivo El Basta
Artistas Roberto “Yiyo” Tirado y Javier Moreno, del colectivo El Basta

Con este trabajo, estos jóvenes se sumaron a la campaña de cambio social Descriminalización.org, de la organización no gubernamental Intercambios Puerto Rico, cuyos esfuerzos van dirigidos a la reducción de los daños del consumo de drogas.

Como se establece en su sitio web, Descriminalización.org busca eliminar la fallida guerra contra las drogas para proponer un modelo efectivo basado en la razón, la solidaridad y el apoderamiento comunitario, además de brindar opciones utilizadas en otros países que se han atrevido a enfrentar este problema social.

A finales del año pasado, Tirado y Moreno recibieron la encomienda de trabajar un mural que comunicara el sentir de la organización y, claro, que estuviera a tono con la propuesta política y social que caracteriza al colectivo. En ese proceso creativo, ambos artistas se inspiraron en el tema de la descriminalización de las drogas que levanta pasiones entre los habitantes de esta isla.

“Son personas que documentamos. Queríamos que no fueran jóvenes nada más, que fueran jóvenes, adultos, niños, mujeres y de distinto color de piel, y que se entendiera que este tema de la descriminalización de las drogas, como muchos piensan que es algo de interés de los jóvenes, es algo que nos beneficia a todos, tanto a los niños como a los adultos. Eso es lo que queríamos transmitir al momento de buscar a estas personas. De hecho, estamos nosotros retratados. Tampoco queríamos involucrar estas caras directamente con la sociedad, para que cada cual se pudiera identificar”, comunicó Tirado al hacer referencia a por qué estas personas, casi tamaño real, tienen los ojos vendados.

Por su parte, Moreno subrayó que la propuesta abona al debate público sobre la importancia de que el Gobierno de Puerto Rico explore otras posibilidades en esta guerra contra las drogas, como ha ocurrido en algunos estados de Norteamérica y países latinoamericanos y europeos, que han dado un paso al frente en busca de soluciones de esta problemática.

“Dos más dos siempre va a ser cuatro. La guerra que ha tenido el gobierno y la autoridad contra las drogas ya ha tenido su oportunidad y llevan demasiados años. Se ha invertido demasiado dinero en algo que en realidad siempre va a ser igual porque tumban a uno y va a aparecer otro. Así que deberíamos ver otras soluciones para obtener otros resultados. Debemos tomar el riesgo y hacer algo distinto”, expresó Moreno.

“Ya es hora de nuevas propuestas y más en el momento de una crisis financiera, donde esto, no tan solo socialmente, pero económicamente, ayudaría al país de gran manera. El Gobierno hace demasiadas inversiones en centros, como lo que conocemos como Crea (Hogares Crea), que realmente no hay tal rehabilitación, simplemente es otra manera de lucrarse otras personas. Creo que ya es hora de que se descriminalicen todas las drogas y lo que sí el gobierno se debería proponer con esto de las drogas es que sí haya un control de salud, pero realmente no se puede controlar a la sociedad con lo que quieran hacer con su cuerpo. Cada cual es dueño de su cuerpo y tiene derecho a hacer lo que quiera”, añadió Tirado.

Desde hace cuatro años, Tirado y Moreno defienden una propuesta “política y social” que no busca embellecer las paredes de los edificios de los centros urbanos del país, sino que tiene como fin comunicar alguna preocupación o inquietud de los artistas, quienes quieren aportar a la discusión de temas que promuevan una mejor sociedad.

“Es una propuesta política de cosas que sí creemos que son importantes para que la sociedad esté pendiente y darles otro giro a los muros. Nuestra propuesta no es estética ni se trata de embellecer ningún edificio. Simplemente, queremos plantear cierta cantidad de pensamientos y propuestas que entendemos que son importantes para el Puerto Rico de hoy”, comentó Tirado, quien coincidió hace cinco años con Moreno en la Escuela de Artes Plásticas de San Juan, donde se comenzó a gestar el colectivo.

El Basta cuenta con murales en Río Piedras, donde levantaron “el Jam-Burgues”, y en Santurce, donde se inspiraron en el “descubrimiento” de las Américas para la creación de “Un viaje con más náufragos que navegantes”.