NCAA considera cambios en sus políticas de dopaje

El organismo regulador de la liga atlética universitaria estadounidense, NCAA Committee on Competitive Safeguards and Medical Aspects of Sports, recomendó cambios en las pruebas de dopajes que se le realizan a los jóvenes atletas. Esto luego de meses de discusión y que recientemente la Universidad de Oregón suspendiera a jugadores de su equipo de fútbol por dar positivo a marihuana, a pesar que se encuentra próximo al campeonato de la liga.

El comité de la liga universitaria hizo dos recomendaciones: fortalecer el análisis de drogas de la NCAA por sustancias que aumenten el rendimiento y, por otro lado, desarrollar alternativas a las pruebas de drogas como la marihuana porque su uso “no proporciona una ventaja competitiva.”

Las recomendaciones del comité se desarrollará en una propuesta formal con un modelo prevención para el uso de drogas recreativas (por ejemplo, marihuana, alcohol y opiáceos) con un enfoque de programas educativos en lugar de las pruebas y castigos tradicionales. Bajo este enfoque, la responsabilidad será compartida entre la NCAA y las universidades. El informe señala que no se fomenta el uso de estas sustancias, pero debido a que no proporcionan una ventaja competitiva, las pruebas deben desarrollar enfoques alternativos que no sean el castigo.

La NCAA ha realizado pruebas de dopaje de sustancias prohibidas, incluidas las drogas recreativas, desde 1986. Según sus encuestas, el consumo de alcohol ha descendido ligeramente en los últimos años, el consumo de marihuana se ha mantenido relativamente estable y el consumo de opiáceos recetados ha crecido.

“Teniendo en cuenta que los casi 30 años de realizar las pruebas no ha servido como un elemento de disuasión – más el hecho de que los atletas que son penalizados por uso de drogas son más propensos a abandonar sus estudios – el Comité sugirió a la NCAA explorar un enfoque diferente para las drogas recreativas”, afirmó el comunicado de la liga atlética universitaria.

La liga universitaria desde el año pasado busca cambiar la reglamentación con los atletas que resultan positivo al uso de marihuana, reduciendo la pena de un año de suspensión a seis meses. Pero al final los cambios también dependían de las programas atléticos y reglamentaciones de cada universidad. Con estas nuevas medidas se espera que la NCAA desarrolle una nueva propuesta de políticas de drogas donde el castigo y la suspensión de los estudiantes no sea tarea de la liga.

Fuente: Comunicado, DPA

Related posts: