“No existe correlación entre los castigos y la disuasión al consumo de drogas”

Un análisis creado por la entidad The Pew Charitable Trusts no encontró ninguna correlación entre las políticas punitivas y la disuasión al consumo de drogas. En una misiva enviada a la Comisión Presidencial de Lucha Contra la Drogodependencia y la Crisis Opioides en los Estados Unidos, se presentó una investigación cuestionando si las tasas de prisión por drogas en los estados están vinculados a otras estadísticas relaciadas al consumo de drogas. Estados Unidos se enfrenta a una epidemia del uso problemático de opioides.

El análisis comparó los datos públicos disponibles del sistema de seguridad, de las correccionales y las agencias de salud de los 50 estados.

La información no encontró relación estadísticamente significativa entre las tasas de encarcelamientos por delitos relacionados al uso de drogas y de otros tres problemas relacionados como la tasas de consumo sustancias, las muertes por sobredosis y arrestos. Los hallazgos refuerzan las investigaciones anteriores que ponen en duda la teoría de que las duras penas de prisión disuaden el consumo de drogas y la delincuencia relacionada.

Aunque los tribunales federales reciben la mayor parte de la atención pública, la mayor parte del sistema de justicia penal estadounidense es administrado por los estados. Las leyes estatales determinan las penas criminales para la mayoría de los delitos de drogas, y los estados han hecho diferentes opciones de política con respecto a esos castigos, resultando en tasas de encarcelamiento muy variadas.

Por ejemplo, Louisiana tenía la tasa más alta de encarcelamiento por droga en los EEUU en 2014, con 226.4 arrestados en prisión por cada 100 mil habitantes. En comparación, la tasa de Massachusetts fue la más baja, 30.2 por cada 100 mil habitantes, menos de una séptima tasa de Luisiana.

Como explicó la misiva, las tasas más altas de encarcelamiento por drogas no se traducen en tasas más bajas de consumo de drogas, menos arrestos por drogas o menos muertes por sobredosis. Y los hallazgos se mantienen incluso cuando se controlan las variables demográficas estándar, tales como el nivel de educación, el empleo, la raza y el ingreso familiar.

Related posts: