“¡No hay que ser ingeniero de la NASA para crecer cannabis!”

Por: Alejandro Poyato / Alianza de Pacientes PRO Cannabis

Un autocultivo realizado en exterior puede ser tan económico como sembrar cualquier otra planta. La luz solar es gratis, el agua de lluvia también, los cuales son gastos recurrentes de todo cultivo.   Entre fertilizantes y equipo adicional, como mucho, una persona se puede gastar de $500 a $1000 en equipo adicional para tener un cultivo apropiado en interior. El cultivo interior es más costoso pero en nuestra isla no sería necesario cultivar en interior ya que poseemos un clima ideal.

Además, con el cultivo casero, sea en interiores o exteriores, la frescura del producto es inigualable ya que su cosecha está disponible directo de la planta. Al hacerlo de una manera comercial o industrial, se pierde la frescura como en cualquier otro producto que tiene que ser preparado en otra parte y ser transportado hasta ser consumido.

El astronauta canadiense, Chris Hadfield, sostiene bolsa de cannabis en el espacio…
El astronauta canadiense, Chris Hadfield, sostiene bolsa de cannabis en el espacio…

Pienso que el autocultivo ayudará a reducir aún más el mercado ilegal, que ya de por si va a mermar con el desarrollo de una industria regulada. Además, aunque se permita el autocultivo no todo el mundo podrá sembrar por diversos factores como tiempo, espacio o alguna condición física que no le permita cultivar. No existe razón para prohibir que los pacientes puedan tener cultivos como lo hay en partes de Estados Unidos. Debemos hacer la planta accesible a todos los que la necesiten; no obstaculizar el acceso. Además, el autocultivo ayudaría a regular los precios en la industria, pues los empresarios estarán conscientes de que el paciente siempre tiene la opción del autocultivo si la industria se excede en la fijación de precios.

Otro planteamiento es que han querido hacer ver el cultivo de Cannabis como algo que necesitas una preparación extensiva, cuando sembrar Cannabis es relativamente sencillo y fácil de ejecutar, después que el que la cultive le dedique el tiempo necesario para tener éxito. ¡No hay que ser ingeniero de la NASA para crecer cannabis!

La planta lleva en el planeta miles de años siéndole útil al ser humano debido a la gran diversidad de productos que se pueden hacer de ella. En mi opinión en un futuro miraremos hacia atrás y nos preguntaremos cuál sería la razón para prohibirla, cuando por ejemplo el tabaco de donde salen los cigarrillos y otros productos derivados, hacen daño pero nadie prohíbe su cultivo.

Related posts: